El placer de los sentidos

bollybodLa sensualidad se puede aprender
Para una persona tan culta e inteligentemente apasionada del buen vivir como el ingeniero, economista y escritor Luis Racionero “no es sensual quien quiere sino quien puede y sólo puede serlo una mente sana en un cuerpo refinado”.

Continúa diciéndonos que “la sensualidad es el cultivo del placer causado por los cinco sentidos”, por lo que afortunadamente añade que la sensualidad se puede educar, pudiéndose aprender a ser sensual, lo cual produce sano placer vital.

Publicidad

Desde la Vista externa hasta el íntimo Gusto
Interiorizamos el mundo exterior a través de los sentidos a la vez que lo experimentamos desde el más lejano sentido de la vista pasando por el oído, acercándonos por el olfato, aún más con el tacto y fundiéndonos con el gusto.

Además tras el disfrute sensorial momentáneo podemos prolongarlo pensando en lo vivido y aún más recordándolo más adelante al evocarlo reviviendo así de algún modo aquellas sensaciones únicas intraducibles completamente en palabras.

Cada persona experimenta sus propias diferentes sensaciones según sus propias capacidades sensoriales y sus vivencias personales acumuladas aunque sin embargo las propiedades del objeto externo sean las mismas para todas las personas.

Nuestros sentidos nos traducen los estímulos exteriores mediante corrientes eléctricas a través de los nervios y de reacciones químicas en las sinapsis neuronales, para que luego mediante la percepción interpretemos esas sensaciones que nos llegan de fuera.

Sensaciones, percepciones, sentimientos y emociones
Por tanto la interpretación de la sensación da lugar a la percepción subjetiva que al evaluar forma los sentimientos difusos y controlables que cuando se afectan corporalmente producen las emociones intensas e incontrolables.

Pero los placeres deben ser dosificados para que no desaparezcan cuando por exceso se saturan produciendo embotamiento, ya que además el placer verdadero es instantáneo, breve y fugaz.

La buena vida placentera es posible disfrutando las sensaciones mediante las que el cuerpo vive el presente y que la mente puede prolongar ese placer seleccionando y evocando disfrutes vividos anteriormente.

Podemos ampliar nuestra capacidad de disfrutar
Sin necesidad de recurrir a sustancias psicotrópicas que acaban dañando los distintos sistemas corporales podemos ampliar las posibilidades de disfrutar la vida dilatando nuestros límites personales mediante la inspiración y la creatividad, la imaginación y la fantasía, el misticismo y la espiritualidad, o con el yoga y otras técnicas de sensibilización psicocorporales.

Es posible conseguir mantener la pasión de vivir disfrutando el éxito de estar a bien consigo mismo a la vez que se desarrolla la curiosidad natural, las ganas de desarrollarse aprendiendo y evolucionando, así como sentir más o menos permanentemente el éxtasis de la vida de forma apasionante.

La virtud del placer
Frente a las actitudes negativas respecto al placer de muchas personas y de la mayoría de las religiones, es conveniente recordar que el verdadero placer es vitalista y por ello sana fuente de vida.

Las personas sanas disfrutan de la vida sin sentimiento de culpabilidad por ser felices aprovechando los placeres de los sentidos ya que están a nuestra disposición para que tengamos una vida más gozosa y llena de felicidad.

Nos crearon con cinco sentidos para sentir, percibir y compartir un mundo lleno de oportunidades de disfrutar, cada sentido es objeto de un arte especial, siendo así la pintura y la fotografía las artes de la vista, la música el arte del oído, la cosmética el arte del olfato, el sexo el arte del tacto, la gastronomía el arte del gusto y el erotismo el de la suma de los cinco sentidos.

Lo mejor es disfrutar con mesura, sabiendo elegir y con armonía porque lo material sin lo espiritual dura muy poco y satisface aún menos.

Fernando Gálligo Estévez es psicólogo y escritor. Ha realizado los Cursos de Doctorado en Psicología (Universidad Complutense de Madrid), Máster en Recursos Humanos (Universidad de Sevilla), Máster en Sexología (Sociedad Sexológica Malagueña) y Experto Universitario en Género e Igualdad de Oportunidades (Universidad de Málaga). Desde el 1 de enero del año 2000 trabaja como psicólogo del Instituto Andaluz de la Mujer en Málaga. Además, es formador universitario y de profesionales de Administraciones Públicas y empresas privadas. Ha publicado los libros “SOS…Mi chico me pega pero yo le quiero” 2ª ed. marzo 2013 (editorial Pirámide), “Amando sin dolor, disfrutar amando” 1ª ed. mayo 2013 (editorial Pirámide) y las monografías “Trátame bien” (Junta de Andalucía) y “Ámame bien” (Universidad de Alicante). Escribe habitualmente artículos y colabora en prensa, radio y televisión a nivel nacional.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.