El nivel de tensión en el trabajo ha aumentado mucho entre el personal sanitario

ambulanciaEl municipio de Rincón de la Victoria cuenta con dos Centros de Salud y la plantilla de profesionales se ha visto reducida porque no cubren las bajas ni las vacaciones y en algunos casos no suplen las jubilaciones, según afirma una de las empleadas. Esta situación hace que el nivel de tensión y estrés en el día a día se haya visto aumentado. “No puedes tratar a la gente como antes”, asegura.

Las bajas se suplen entre compañeros y el personal que entra para estancias concretas tiene un contrato del 75 por ciento aunque en la práctica trabajan las mismas horas. “La sanidad es un servicio que debe ser de calidad y dar a los pacientes la mejor atención posible, pero ahora lo que se trata es de ir a destajo, pero es que no nos podemos dividir en tres”, afirma la profesional sanitaria.

Explica que los pacientes no ponen reclamaciones porque ven que están hasta arriba de carga laboral y además tienen que compatibilizar las consultas ordinarias con las urgencias no demorables que entran. En invierno los dos Centros de Salud atienden a la población, pero aún así sigue siendo necesaria la apertura de las instalaciones de Torre de Benagalbón, porque cada vez el municipio acoge a un mayor número de residentes.

“No están respetando al personal pues dan contratos malos, con más horas para los fijos y guardias”, comenta la sanitaria. Les han reducido su salario en un cinco por ciento, tienen congelación salarial durante cinco años y la paga extra tampoco ha sido cobrada las pasadas navidades. Su poder adquisitivo se ha visto mermado y aún siguen trabajando cada día y debiéndose a sus pacientes. “Lo único que nos queda es la protesta y la resistencia”.

Guardias los sábados y reducción de fármacos

Con el aumento de horas semanales, que ha pasado a 37,5 horas, en el Centro de Salud del municipio, que es considerado mixto, es decir, Rural y urbano, se ha optado por que los profesionales realicen rotaciones de guardia los sábados con los servicios de ambulancia y de asistencia doméstica a los enfermos del municipio que necesiten curas o tratamientos.

Otra de las nuevas medidas en el sistema de salud ha sido en relación a los fármacos que se recetaban o materiales como las tiras radioactivas para los diabéticos o los pañales para los incontinentes. Ahora la normativa los ha reducido y exige informes de los profesionales para poder facilitarlos ya que se ha establecido un protocolo mucho más exigente. Esto sí ha provocado la protesta de muchos pacientes cuando han visto que su gasto aumentaba con enfermedades crónicas que padecen y a las que no queda más remedio que hacer frente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.