El maquinista hablaba por teléfono con Renfe cuando volcó a 153 km/h

trensantiagoLas cajas negras han desvelado por qué el maquinista iba despistado. Francisco José Garzón estaba hablando por teléfono con personal de Renfe, que lo había llamado minutos antes, cuando descarriló a cuatro kilómetros de Santiago de Compostela. Los metros anteriores a la fatídica curva, el Alvia circulaba a 192 kilómetros en un tramo que tiene fijada una velocidad máxima en 80.

El maquinista, que ha reconocido ante el juez que no sabía en qué parte del recorrido se encontraba, se topó de repente y a esa velocidad con la difícil curva de A Grandeira. Apenas segundos antes pudo activar el freno pero el tren se salió de la vía a una velocidad de 153 km/h, 73 más de lo establecido por Renfe.

Publicidad

Del audio almacenado en las cajas negras se ha podido saber que la llamada la recibió minutos antes del descarrilamiento en su teléfono profesional para indicarle el camino que tenía que seguir al llegar a Ferrol. Del contenido de la conversación y por el ruido de fondo parece que el maquinista consulta un plano o algún documento similar en papel, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG).

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.