El insomnio

insomnio

insomnioSe define por expertos como la dificultad para conciliar el sueño, despertar demasiado pronto o simplemente despertarse con la impresión de no haber descansado. Responder a la pregunta ¿Por qué se produce ? no sería fácil ya que podrían ser muchas las razones: nerviosismo, tensión, ansiedad ,preocupaciones como no tener trabajo, problemas con la pareja, apnea en el sueño y el estrés que hoy llevamos todo el mundo.

Suele ser más frecuente en mujeres y se hace mayor a medida que avanza la edad. Afecta a la actividad diaria al producir cansancio, dificultad de concentración y menos rendimiento, tanto físico como intelectual.

Publicidad

Se me viene a la cabeza y me pregunto si los fenicios, los egipcios, los romanos o los árabes, por poner algunas civilizaciones, tendrían este tipo de problema. Yo creo que no, que todo esto del insomnio es una enfermedad de los tiempos que corren y de lo que corremos todos de aquí para allá un día y otro, dándole vueltas a la cabeza. Ahí está el meollo de no poder conciliar el sueño, las vueltas que le damos una y otra vez a las cosas.

Cómo se trata, podría ser una pregunta interesante. Según los expertos, que siempre los hay, se debe adoptar medidas como hábitos de actividad, de horarios, ritmo de vida que faciliten el sueño. También nos darán una medidas básicas como no tomar cafeína seis horas antes de dormir, no fumar ni tomar alcohol tres horas antes de irnos a descansar, no comer demasiado, no realizar ejercicio físico en exceso, no irse a la cama con hambre o sed, mantener la habitación sin ruido y con poca luz… y así un sinfín de medidas que podrían ser interminables; y vete tú a saber si haciéndolas todas podríamos conciliar el sueño, lo dudo. La mente es más fuerte que todas esas medidas juntas.

Hay también tratamientos farmacológicos, como no podía ser de otra manera. Sin embargo hay que huir de ellos porque se habitúa el organismo y dejan de ser efectivos y cada vez hay que tomarlos en más dosis. Los más usado, como muchos conocéis son las benzodiacepinas que pueden interferir en las actividades que tenemos que realizar a lo largo del día siguiente con el peligro que eso conlleva en algunos trabajos específicos.

Vivimos en una sociedad de mucha tecnología, de móviles que usamos día y noche sin ton ni son, por no aburrirnos. La vida que llevamos hoy en día es equivocada desde que nos levantamos hasta que nos vamos a descansar, y es ahí cuando viene el problema, no podemos descansar por muchas cosas que nos manden nuestros médicos. El insomnio es una enfermedad producto del estrés que llevamos hoy y parece que no es reversible. No vivimos momentos que ayuden a mejorar nuestro merecido descanso. Freud interpretaba los sueños, nos haría falta otro cerebrito que nos ayudara a conciliar el sueño y por supuesto sin fármacos. Eso sería mucho más difícil. Intentemos llevar a cabo algunas de las medidas mencionadas y suerte en el próximo descanso.

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.