El divorcio: disolución del vínculo matrimonial

divorcio

divorcioEl divorcio es una de las formas de disolución del vínculo matrimonial, es decir, un mecanismo formal a través del cual se rompe el vínculo entre los cónyuges quedando así desligados por completo el uno del otro. Nuestro ordenamiento jurídico sólo admite otras dos formas de disolución con plenitud de efectos: la muerte y la declaración de fallecimiento.

Las características esenciales del divorcio en España son:

Publicidad

– Innecesariedad de alegar causa de disolución.
– Intervención de abogado y procurador.
– Obligatoriedad de acudir a la jurisdicción ordinaria.
– Que hayan transcurrido, al menos, tres meses desde la celebración del matrimonio.
– Resolución mediante Sentencia.

El divorcio puede acordarse de mutuo acuerdo, cuando hay consenso entre los esposos, o bien de forma unilateral por uno de ellos, situándonos ante un divorcio contencioso.

Un elemento esencial en los divorcios es la existencia de un convenio regulador en el que deberán establecerse cuestiones vitales como el uso de la vivienda familiar, la guarda y custodia de los hijos o la pensión compensatoria, en su caso. En los divorcios de mutuo acuerdo, dicho escrito deberá acompañar a la demanda, siendo vinculante desde el momento en que el Juez lo apruebe en el dictado de su Sentencia, lo que permite cierta elasticidad y libertad de pacto entre las partes. Su contenido mínimo habrá de referirse a los siguientes puntos:

– Vivienda y ajuar familiar.
– Patria potestad, guarda y custodia, y régimen de visitas de los hijos comunes.
– Régimen de contribución a las cargas comunes: pensión de alimentos a los hijos menores, hipoteca del hogar familiar.
– Liquidación del régimen económico matrimonial.

Tales medidas podrán ser variadas posteriormente acomodándose a las circunstancias personales de los excónyuges a lo largo del tiempo.

Igualmente, en cualquier momento del proceso contencioso ambos cónyuges podrán solicitar que el mismo continúe por los trámites del divorcio de mutuo acuerdo, acompañando la solicitud del convenio regulador.

El divorcio de mutuo acuerdo es más rápido, sencillo y económico que el divorcio contencioso, que, por el contrario se caracteriza por ser más caro y prolongado, dada la necesidad de practicar pruebas para dirimir las divergencias entre ambas partes.

El principal efecto del divorcio es la disolución del matrimonio una vez que se declara la firmeza de la Sentencia, alterando el estado civil de los cónyuges que pasarán a ser divorciados pudiendo volver a casarse independientemente. No menos importante es la disolución del régimen económico.

Provisionalmente, desde que se inician los trámites para alcanzar la Sentencia de divorcio, se suelen establecer unas medidas provisionales que regulen la relación matrimonial ante la ya evidente imposibilidad de mantenimiento de la convivencia pacífica, enfocadas a la conservación y gobierno de los intereses de ambos cónyuges.

El contenido de estas medidas provisionales es muy parecido al del convenio regulador, pudiendo convertirse en definitivas al finalizar el procedimiento si su evolución y cumplimiento ha sido satisfactorio.

Siempre es conveniente el consejo previo de un abogado quien le informará sobre la coveniencia de iniciar las correspondientes acciones legales.

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.