El candidato cena en casa

Cena en casa de Mercedes y Carlos, de La Minima

La política son palabras pero también y ante todo han de ser gestos. La política ha de reinventarse, de adaptarse a los cambios de la sociedad. Debe ser cercana, nunca ajena a la gente.

Publicidad

Si hablamos de creatividad e innovación en la política de Rincón de la Victoria, estamos hablando de Izquierda Unida. Su apuesta decidida por la cultura y la innovación en la campaña escribió una nueva página en casa de Carlos y Mercedes. Dos vecinos que el pasado lunes tuvieron en su mesa a unos comensales un tanto atípicos.

Cena con tu alcalde
La idea es sencilla: Una vez al mes aquel vecino que quiera charlar de una forma cercana y distendida con el alcalde, tendra la oportunidad de hacerlo de primera mano, compartiendo con él mesa y mantel. Una idea que partió de Pedro Fernández, candidato a la alcaldía de Rincón de la Victoria por Izquierda Unida. Idea Innovadora, que en esta primera ocasión buscaba acercarse a un electorado quizás tradicionalmente no muy cercano a la formación, como son los empresarios. En palabras de Alina Caravaca, número dos de la formación, “La Mínima es el perfecto ejemplo de emprendimiento”. Jóvenes empresarios que viven en primera persona las dificultades de los autónomos, como la burocracia inevitable a la hora de materializar un proyecto o la dificultad de levantar un negocio diferente, con un concepto distinto en Rincón de la Victoria.

 Una forma de hacer política que se acerca a la gente, una política de distancias cortas, de respeto y confianza mutua. Al recelo inicial por el hecho de entrar en casa de una familia con niños, con sus horarios y sus particularidades le siguió una cena agradable, natural y cercana, como cualquier otra cena con amigos. Alina confiesa que se sintió muy agusto, que fue como cenar en casa, y se sonríe recordando cómo los anfitriones no escatimaron en detalles y que, sensibilizados con su alergia al queso, tuvieron a bien prepararle un menú alternativo “cheese free”.  “Vives de otra manera la política, y haces que ellos la vivan de otra manera” -nos cuenta Alina- “… el político es menos político, es más persona en ese momento”.

Pedro tampoco esconde su satisfacción: “Nos sentimos muy agusto, fue algo familiar, cercano y agradable. Sus hijos tenían una batería de preguntas. Preguntaron por parques y nos trasladaron las necesidades de los mas pequeños. Nos sentimos muy cómodos” afirma el candidato.

Todos coinciden al definir la noche como una cena más con amigos, como una cena en casa. Según los atípicos invitados, los anfitriones lo hicieron fácil. Y es que, no debe ser fácil entrar a cenar a casa de unos desconocidos para pedir el voto. Esos desconocidos, junto a los cuales el tiempo pasó deprisa, regalaron también a sus invitados una perspectiva diferente de la política. Sorprendió a los candidatos que las primeras medidas y temas que se hablaran en la mesa fueran de índole social y no empresarial.

Tras una ensalada de tomate (con y sin queso) y una empanada de verduras preparada por Carlos, fue el momento del postre. Pedro aportó a la cena un pastel de palomitas que, espera, dejara un sabor dulce en los anfitriones.

Pedimos que nos resumieran la noche en tres palabras. Pedro Fernández la resume como una noche de participación, cercanía, familiaridad. Por su parte, Mercedes describe la cena como cercana, agradable y esclarecedora y destacó la naturalidad y la fluidez con las que se desarrolló la velada.

En el horizonte, repetir la experiencia en el núcleo de Benagalbón. Entre risas nos cuentan que pocos menús hay tan completos como uno en que el aceite de oliva y la historia viva del pueblo sean los protagonistas.

En esta campaña de canción protesta, de Chester y de cenas en casa del electorado, lo próximo es un videoclip para el tema que ha sido insignia de campaña y el mitin de cierre de la misma en el festival de la primavera, el próximo viernes.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.