El brutal asesinato de un soldado en Londres desata la alerta antiterrorista

crimenlondresLondres ha revivido este miércoles la pesadilla del terrorismo islamista con el asesinato de un soldado en Woolwich, un barrio popular del sudeste de la capital británica.

El ataque, cometido por dos jóvenes a machetazos, no tiene la dimensión del que sacudió a todo el país y a medio mundo el 7 de julio de 2005, cuando cuatro jóvenes suicidas detonaron sus explosivos en el sistema de transporte público, matando a 52 viajeros y a ellos mismos. Pero tuvo el simbolismo de ser un ataque directo al Ejército británico. Y el impacto enorme de multitud de grabaciones efectuadas por testigos del ataque.

Publicidad

Aunque el Gobierno no había confirmado anoche que se tratara de un atentado terrorista, hay escasísimas dudas al respecto. El primer ministro, David Cameron, que se encontraba de visita en París, lo vino a dar prácticamente por confirmado al declarar que había «grandes indicios» de que había sido un atentado terrorista. Las palabras de uno de los autores del atentado, difundidas en una brevísima filmación por la cadena ITV, también vinieron a confirmar que se trataba de un atentado de carácter islamista.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.