Dos ex conserjes del pabellón denuncian al Ayuntamiento por despido improcedente

polideportivoLos dos ex conserjes del pabellón de deportes de Torre de Benagalbón, Juan y su hijo Ignacio, denunciaron al Consistorio el pasado martes en el Juzgado de la Social de Málaga, por lo que ellos consideran un despido improcedente que se llevó a cabo en diciembre de 2012.

Durante el juicio, el abogado defensor trató de demostrar cómo la empresa subcontratada para la gestión del pabellón deportivo, AOSSA Málaga, pactó con el Ayuntamiento una ampliación de un mes tras la rescisión primera del contrato, lo que evitaba así la indemnización que dicha empresa debía realizar sobre los dos trabajadores afectados por el despido.

Por su parte, ambos ex conserjes declararon que la inmensa mayoría de las órdenes eran dadas por la Concejala de Deportes, Lydia Montes, de forma directa, algo que no debía producirse, ya que de eso se encarga la empresa que gestiona el recinto. Tanto ella, como su abogado lo desmintieron.

Denuncias reiteradas de trabajadores

No es la primera vez que distintos trabajadores del pabellón llevan a juicio al Ayuntamiento o denuncian a la Concejala de Deportes por diferentes motivos. Según éstos, desde la entrada del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento, “Montes ha tratado de limpiar cualquier rastro de trabajadores que no sean de su agrado, valiéndose de excusas para cortar sus contratos”.

La esposa y madre de los afectados, Isabel, explicó que “no quieren reconocer la categoría profesional con la que fueron contratados. Después de recibir la carta de despido, como aún les quedaba un mes de contrato, curiosamente, les aplazaron la finalización de los servicios y todo para ahorrarse el finiquito”.

“Dicen que no hay fondos, que las labores de mantenimiento y conserjería las lleva ahora el Ayuntamiento, pero cualquiera que se pase por allí verá que no es verdad, está totalmente abandonado. Simplemente la señora concejala está esperando que este asunto se liquide para meter a dedo a cualquiera de los suyos, y si no… al tiempo”, afirmó Isabel.

Declaraciones contradictorias

Uno de los aspectos que más llamó la atención durante la celebración del juicio fueron las distintas contradicciones que se produjeron por parte de los denunciantes. Si bien los abogados de AOSSA y del Ayuntamiento no consiguieron demostrar que la cadena de órdenes a los trabajadores seguía un protocolo a través de las directrices del coordinador de la empresa que gestiona el servicio, tanto Juan, como Ignacio y la testigo, otra trabajadora del pabellón y compañera de ambos hasta que fueron despedidos, no se pusieron de acuerdo en el tiempo presencial en el que supuestamente la concejala de Deportes pasaba en el pabellón, ni que todas las órdenes eran dadas por ella.

El caso está ahora en manos de la jueza y queda visto para sentencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.