Doña Carmen: más que una asociación para desarrollar las cualidades artísticas

doñacarmen

Cuadros, tejas, figuras, jazmines…eso es lo que uno ve cuando entra a la sede de la asociación Doña Carmen en la plaza de La Laguna de La Cala del Moral. Pero si comienzas a hablar con sus socias, porque la mayoría son mujeres, y con su presidente, Vicente Pineda, entonces reparas en que no son solo clases de manualidades, sino que con el tiempo se han convertido en un grupo de amigos, de vecinos, de compañeros de alegrías y penas que comparten una merienda distendida al acabar las clases, o deciden hacer visitas culturales o quedar para dar un paseo.

En el año 2000 nació esta asociación bajo la dirección de una profesora de pintura que respondía al nombre de Carmen, pero el paso de los años en ella hizo que se retirara y entonces los miembros solicitaron un local al Ayuntamiento. Fue entonces cuando acudían por las tardes a una de las aulas del colegio Gregorio Marañón que por entonces se situaba en la plaza. Con el derribo del centro educativo, pasaron a ocupar en 2011 la actual sede. Una pequeña habitación que hace las veces de taller, las veces de punto de reunión para compartir una tortilla, un bizcocho o intercambiar pareceres.

“Somos como una gran familia”, reconoce Vicente y es que muchas veces quedan para tomar algo, ir a visitar algún museo de la provincia o almorzar juntos. “Siempre estamos pendientes de unos y otros”, explica el que es presidente desde 2008 y que no disfruta con las propias manualidades, pero sí echa una mano con la contabilidad y la organización de la cita anual en la que exponen sus trabajos en la sala Mare Nostrum y hacen entrega de un anagrama de plata como distinción a una de las asociadas por año.

Lola González es la profesora desde hace cinco años y no porque tenga un título, sino porque siempre le ha gustado y disfruta enseñando a los demás nuevas técnicas como las rosas de porcelana, el bordado ruso, la pintura al óleo o las biznagas, por ejemplo. Cada uno va a su ritmo y con la técnica que desee, allí no hay normas lo importante es disfrutar y aprender cosas nuevas. Para las próximas fechas quieren poner en marcha las muñecas de Goma Eva, según nos cuenta.

Leonor y Pilar están entretenidas haciendo jazmines. La primera de ellas empezó con Doña Carmen como alumna en sus inicios, lo dejó unos años por cuestiones personales y ha vuelto ahora porque reconoce que le anima mucho el estar con “tan buenas personas y sentirse querida”. La segunda ha sido la última incorporación al grupo el pasado mes de octubre y llega desde La Araña porque le habían hablado de la asociación y necesitaba un cambio en su vida.

Cada cual por un motivo acude a las clases de manualidades, a las de gimnasia y baile o a las salidas culturales que organizan, pero todos coinciden en el buen ambiente que hay en el grupo y lo bien que están en la asociación Doña Carmen, porque después de tanto tiempo los lazos se estrechan, las anécdotas se comparten y las amistades se forjan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.