Disfrutar siendo personas agradecidas

Hoy voy a comentarte las grandes ventajas que tienes si sabes agradecer diariamente no sólo a las demás personas sino antes a tí mismo las muchas cosas y momentos que puedes disfrutar desde las más sencillas hasta las más complejas.

Ser una persona agradecida hace que seamos conscientes de lo que podemos disfrutar cada día así como también de lo que tenemos, además la gratitud se puede aprender y nos proporciona grandes beneficios además de mejorar nuestra satisfacción personal y relaciones con las demás personas.

En primer lugar debemos ser agradecidos con nosotros mismos para poder luego mostrar gratitud a las demás personas, puesto que somos dichosos por haber nacido en un lugar y tiempo mucho mejor que en otras zonas geográficas e históricas más desfavorables.

Además siendo sinceros con nosotros mismos también agradeceremos las cosas buenas que hacemos no sólo para las demás personas sino también para nosotros cuidándonos, haciendo ejercicio físico, practicando un ocio sano, etc

Si nos costase reconocer nuestras bondades siempre alguna amistad, familiar o pareja puede desde fuera valorar positivamente aquello que hacemos bien.

Cada día que amanece practiquemos la gratitud

Como todo hábito que deseamos incorporar a nuestra vida es necesario también para aprender a ser personas agradecidas practicar durante al menos 21 días sin interrupciones sencillos ejercicios que nos hagan conscientes comportarnos con gratitud.

En caso de olvidarnos algún día de hacerlo deberemos de nuevo empezar la práctica durante un nuevo ciclo de 21 días seguidos hasta incorporarlo como hábito diario.

Tras despertarnos agradece el comienzo de un nuevo día

Darnos gracias al menos por tres cosas:

Poder despertar y disfrutar un nuevo día.

Por poder asearnos sin problemas con el agua saludable que llega a nuestra casa.

Por poder disfrutar un desayuno que nos aporta energía y disfrute.

En la sobremesa después de comer a medio día

Darnos gracias al menos por tres cosas:

Las buenas palabras que hemos escuchado.

Las agradables imágenes que hemos disfrutado.

Las buenas conductas que hemos recibido.

Antes de irnos a dormir por la noche

Darnos gracias al menos por tres cosas:

Las conversaciones agradables que hemos mantenido.

Lo que hemos disfrutado en nuestro tiempo libre.

Las sorpresas agradables que hemos recibido.

Además durante todo el día podemos anotar en una pequeña libretita cada cosa buena que nos suceda para hacerla así más consciente y poderla luego disfrutar de nuevo al releerla.

También podemos utilizar pequeñas notas de papel adhesivo o normal para agradecernos y agradecer a las otras personas cualquier cosa por la que nos sentimos dichosos como manera de comunicarlo con detalle.

Además podemos una vez a la semana y también una vez al mes escribir una cuartilla agradeciendo algún hecho muy especial que hayamos vivido para así hacérnoslo más consciente y revivirlo tanto nosotros como las otras personas partícipes.

La gratitud es la memoria del corazón” Lao Tse

Creceremos emocionalmente practicando cada día nuestra gratitud tanto hacia nosotros como hacia las demás personas y además de así optimizar nuestras relaciones también nos sentiremos más felices cada día al aceptar y amar a las personas tal como son respetando como son con libertad y sin exigencias ni posesividad.

Así podremos valorar a las personas por como son y no como deseáramos que fueran.

Aumentaremos nuestra capacidad de disfrute personal en cada momento y circunstancia.

Aprovecharemos para aprender y mejorar incluso de los fallos y tropiezos.

Sabremos aceptar lo que sucede con calma y siendo positivos hacia lo que suceda en el futuro.

Disfrutaremos siendo persona sabiertas y generosas.

Aumentará nuestra alegría y felicidad personal.

Sabremos escuchar más y hablar menos y más adecuadamente.

Compartir
Fernando Gálligo

Escritor y psicólogo. Trabaja como psicólogo en consulta diaria. Ha
publicado los libros “SOS…Mi chico me pega pero yo le quiero” (ed.
Pirámide), “Amando sin dolor, disfrutar amando” (ed. Pirámide) y
“Mejorando mis relaciones personales. Amistades, Familia y Pareja” (ed.
EOS)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here