Depresión, una crisis global. Día Mundial de la Salud Mental

depresionMañana 10 de octubre, y bajo el lema: “La depresión, una crisis mundial”, se celebra el Día Mundial de la Salud Mental. Esta jornada, instituida hace 20 años por la Federación Mundial de la Salud Mental, bajo el amparo de la Organización Mundial de la Salud, pretende sensibilizar a los gobiernos y al público general sobre los problemas de salud mental.

La depresión, junto a los trastornos de ansiedad, es uno de los problemas de salud mental más acuciantes del panorama sanitario mundial. Pese a ser una enfermedad perfectamente tratable, se estima que hoy día afecta a, al menos, 350 millones de personas en el mundo, y se cree que para el año 2020, y de no remediarse las cosas, se constituya en la segunda causa de incapacidad a nivel mundial.

Publicidad

La depresión es una enfermedad mental muy común que suele caracterizarse por la presencia de un bajo estado de ánimo, la perdida de interés o placer por las cosas cotidianas, disminución de la energía, sentimientos de culpa o baja autoestima, alteraciones de sueño o del apetito y mala concentración. No es infrecuente que la depresión se asocie también con síntomas de ansiedad.

Estos trastornos, de no tratarse, pueden volverse crónicos o recurrentes y conducir a una grave pérdida de las habilidades de la persona para realizar sus tareas diarias. En contra de lo que suele pensarse puede afectar a personas de cualquier edad y condición social, no siendo infrecuentes los episodios depresivos de inicio temprano. Los datos epidemiológicos disponibles revelan que en el mundo una de cada diez personas presenta un cuadro de depresión mayor y uno de cada cinco personas tendrá un episodio depresivo a lo largo de su vida.

A pesar de disponer de tratamientos de contrastada eficacia contra la depresión, y sabiendo que los sistemas de prevención y diagnóstico tempranos, una red sanitaria pública eficaz y la educación de la población son los medios más eficaces para enfrentarse con este acuciante problema de salud, la propia OMS reconoce que en la mayoría de los países del mundo “el acceso a los tratamientos es problemático y en algunos solo lo reciben menos del 10% las personas que lo precisan”.

Por eso, y sobre todo en estos momentos de crisis económica, son importantes, en mi opinión, llamamientos como los realizados por la Federación Andaluza de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FAAFES), con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental 2012, que reclaman de los poderes públicos el que “ningún cambio legislativo se traduzca en el empeoramiento de los servicios de atención en salud mental” y que, al mismo tiempo y por el contario, solicitan: “que se implementen medidas de prevención, de atención comunitaria y de detección precoz, que suponen una mejora en las prestaciones al conjunto de la población, al tiempo que permiten un ahorro en la cuentas públicas”.

Sobre el Autor: Agustín Moreno trabaja como psicólogo en galileo-psicologos.com

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.