“Deme el ticket, por favor”

demetiketLas farmacias de Rincón de la Victoria aseguran que desde la entrada del copago farmacéutico el 1 de julio no han visto especialmente mermada la entrada de clientes al establecimiento. Lo que sí han comprobado algunas de las dependientas es que la gente ahora pide el ticket para controlar el gasto, en función de los topes establecidos, afirma E.R.

Otro cambio que se ha producido es la desfinanciación de 600 fármacos, con lo que, el usuario debe pagarlo al completo, y tal y como dice M.C.L., “la mayoría de las veces que se le dice que debe pagarse íntegro, la persona decide no llevárselo”. No se sabe si porque el médico puede recetarle uno similar, porque tienen acumulado stock en casa o porque no lo necesita realmente. La cuestión es que estos productos se acumulan en los almacenes de las farmacias, asegura.

Publicidad

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad insistió mucho en la necesidad de esta medida para frenar el consumo desmesurado de fármacos con receta pública, pero sus detractores, entre ellos el Gobierno andaluz puso de relieve que podría suponer un riesgo para la salud si los pacientes no seguían sus tratamientos por cuestiones económicas. Algo que de momento, parece no ocurrir.

Decreto Ley para el copago

La entrada del copago farmacéutico el 1 de julio estableció que, según el nivel de renta, se pague por tramos: los pensionistas que ganan menos de 18.000 euros al año pagan un 10% del precio de las medicinas, hasta un máximo de 8 euros al mes. Si gana más de 18.000, el máximo es de 18 euros al mes.

Los trabajadores con una renta anual inferior a los 18.000 euros, pagan lo mismo que hasta ahora, el 40% de los medicamentos. Si es superior a 18.000 euros, pero inferior a los 100.000 euros, aportan el 50%, y si ingresa más de esa cantidad al año abonan el 60%. Los desempleados están exentos de estos pagos.

Otro de los problemas que surgió fue el pago y posterior reembolso por la comunidad, una vez superado el límite en los pensionistas. Esto no sucede en Andalucía ya que el sistema permite directamente con el historial digitalizado tener un contador de euros y una vez llegado al tope de cada persona, se avisa al farmacéutico para que no realice el cobro.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.