Del bueno, bonito y barato, al “mi boda ha sido un desastre”

Antes de comenzar a escribir este post estuve navegando por internet y es increíble la de cosas que cuentan las personas sobre bodas desastrosas y arruinadas por novatadas, novias con depresión, familias políticas que no han terminado de conocerse y que ya están peleadas y separadas… ¡Vaya que he terminado cerrando el portátil, con los vellos de punta y las manos en la cabeza!

¿Quieres celebrar tu boda y que sea un éxito para la mayoría de los invitados? Pues ve tomando nota. No se puede organizar una boda pensando en escatimar, pues si comienzas de esta manera, mal principio: organizar una boda lleva: TIEMPO, DEDICACIÓN, COMPROMISO y DINERO.

TIEMPO

¿Se puede organizar una boda en poco tiempo? Por supuesto; pero si dispones de al menos 1 año, os dará mucho margen a la hora de buscar buenos productos, encontrar fechas disponibles en iglesias, fincas, restaurantes, buenos profesionales tales como fotógrafos, video, wedding planner, peluquerías… en fin poder aplicar la norma de “buscar, conocer, comparar, contratar y disfrutar”.

DEDICACIÓN

La dedicación e implicación vuestra, de los familiares y profesionales os brinda orgullo, subidón de energía, felicidad por ver cómo van evolucionando los pasos hacía el gran día.

COMPROMISO

Tienes que depositar confianza en aquellos profesionales que selecciones para tu boda, a su vez ellos deben ofrecerte su compromiso e inspirarte la misma confianza que tú le estás brindando así podrás relajarte y dedicarte a otros asuntos de tu boda. Y todas aquellas personas que deseen colaborar en tu enlace deben ser aptas y tener un grado mínimo de responsabilidad y compromiso hacia ti y tu gran día.

DINERO

Las principales fuentes de errores y desastres en las bodas suelen pasar por querer ahorrarse un dinerito. Ejemplos hay miles: encargar vestidos por internet y recibir un disfraz de novia; contratar menos menús por si te falla algún invitado y luego vienen más de los que pensabas y falta comida; familiares y amigos que se convierten en chófer y llegan tarde a recogerte retrasando todo el evento, fotógrafos improvisados que han hecho un cursillo rápido por internet y ¡¡¡zas!!!! se lanzan de fotógrafos de bodas y te arruinan el mejor recuerdo de tu boda, suegras que se hacen cargo de demasiadas cosas, novi@s que se reparten las tareas y tienen poca comunicación entre ellos y se olvidan de recoger las alianzas, vecinas que se ofrecen a peinarte y maquillarte y sales “más pintada que una puerta” ( refrán ) …

Una boda necesita de un presupuesto mínimo y con posibilidad de ampliarse. Si quieres ahorrarte algunos gastos existen grupos y foros de novias las cuales se unen para conseguir mejores precios al comprar por mayor; por ejemplo para los detallitos de los invitados, cotillón para el photocall… pero con esto también hay que tener muchísimo cuidado y saber a quién y a qué empresa se les hacen los pedidos.

Mi consejo para no acabar con la frase “Mi boda ha sido un desastre” 

Lo bueno, bonito y barato si no te inspira confianza y respaldo mejor no lo apliques a tu boda.

Hay casos de bodas que han sido totalmente perfectas y que se han arruinado a lo ultimo por el problema del alcohol, personalmente pienso que si se cree que algún participante puede ocasionar algún inconveniente; este tema tratado con antelación y diplomacia no debe ser un detonante para nublar tu día B.

Compartir
Ceci Correnggia

Atesora más de 15 años de experiencia en la organización de eventos, especialmente en bodas y comuniones. Se define como weddingplanner.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here