Cuchillas

vallamelillaCuando llegué solo existía un alambre de espino mohoso caído, que separaba las fronteras en distintos puntos haciéndola totalmente franqueable. Luego llegaron las alturas y las escaleras primitivas y los fragmentos de piel (principalmente negra) en el metal… y la sangre… y los apaleados…y probablemente algún que otro delincuente y los médicos, ingenieros, veterinarios, estudiantes, trabajadores negros muertos (as).

Es evidente que mi querida Melilla no puede atender las necesidades de tantos y tantos africanos; pero sí debería tratarlos, el tiempo que las circunstancias imponga, de tal modo que ellos la recuerden con agrado, amabilidad y comprensión.

Está claro que estas desgracias requieren de tratamientos globales, no locales. Lamentablemente.

P.D.: Han sido acribillados a balazos recientemente dos jóvenes melillenses en Marruecos y la noticia no se ha convertido en un escándalo nacional e internacional, ¿por qué?, ¿razón de Estado?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.