“Creo en la utilización del derecho como herramienta de transformación social”

aureaÁurea Piédrola nació en Málaga en el 67 y actualmente reside en Torre de Benagalbón donde veraneaba desde niña. Está casada y es madre de dos hijos. Estudió Derecho y también tiene el título de Experta Universitaria en Criminología. Comenzó a ejercer en el 93. Entre 1997 y 2002 fue jueza sustituta en Vélez Málaga y Antequera. Después trabajó nueve años para la Junta de Andalucía en el servicio jurídico de Medio Ambiente. En Febrero de 2012 creó su propio despacho integrado dentro del grupo ABASAD.

¿Cómo empezó a colaborar con las asociaciones de Rincón?
Me ofrecí hace unos cuatro años a la asociación de mujeres de Amanecer de la Torre para asesorarlas sobre pensiones, viudedad, menores, violencia de género…Charlábamos, ellas me preguntaban y cuando el caso requería de un profesional las derivaba a algún compañero especialista en la materia. También he estado con Gente en Movimiento. Ayudé a la creación de Rincón Contigo y ahora les he propuesto mi ayuda a la de parados.

Publicidad

¿Qué le mueve a prestar su servicio como abogada de manera altruista?
Siempre he tenido una vocación social y no la he encontrado hasta ahora. Soy feliz. Me siento más realizada y el trabajo que hago me motiva. Me identifico con el movimiento europeo del la economía del bien común (http://www.youtube.com/watch?v=U4tL4eS–XM) y creo en la utilización del derecho como herramienta de transformación social, por ello busco actividades que me lleven a ponerlo en práctica.

Más iniciativas en esta línea de la que forme parte.
Contacté con una cooperativa de Granada: Abogados en Red. Es otra forma de ejercer la abogacía, basada en la horizontalidad, la cooperación, la solidaridad, la colaboración entre profesionales… y junto a otras tres compañeras vamos a crear en Málaga la cooperativa Defiende-T. Se trata de una justicia con compromiso a la que tengan acceso todas las personas, sin importar la capacidad económica.

También es miembro del equipo de la Oficina de Intermediación Hipotecaria (OIH) de Vélez-Málaga.
Me quedé en paro y decidí hacer algo para ayudar a la gente. Es algo voluntario, donde no hay dinero de por medio y eso hace que no nos veamos como competencia. Como somos pocos en Vélez pues nos reunimos de forma periódica para ponernos al día de las normativas y leyes que van saliendo, colaborando entre todos es más sencillo. Aprendemos cada día cosas nuevas y tenemos más herramientas para resolver mejor cada caso.

En su discurso siempre está presente la cooperación, la ayuda…
Creo que el cooperativismo es el equilibrio entre el factor económico y el humano. Al igual que en estas situaciones de tal complejidad social son necesarios los equipos multidisciplinares de profesionales para dar mejor atención a los usuarios, porque el problema de las hipotecas no es solo económico o judicial, sino también psicológico.

¿Cuál es el papel de los bancos en el drama de los desahucios?
Los bancos han hecho prácticas abusivas porque una persona que está pagando 600 euros de hipoteca podría haber pagado la mitad y no haber perdido su casa. Han jugado con la ignorancia del derecho bancario y la confianza depositada en los directores de las sucursales. Los bancos no son tus amigos, son una empresa que busca el beneficio financiero y nosotros como consumidores debemos buscar la mejor oferta en cualquier producto.

¿Ha mejorado la situación con las movilizaciones de las plataformas de afectados?
Se están consiguiendo cosas y en mi opinión cómo se va a resolver el conflicto de las hipotecas es con la intermediación con los bancos. El poder financiero está siendo desbancado y cada vez hay más gente que opta por la banca ética que abre el camino a una economía social. Ahora la gran novedad es la nueva Ley Hipotecaria y la sentencia del Tribunal Supremo sobre la cláusula suelo. El decreto social de la vivienda de la Junta es tan reciente que aún estamos estudiándolo.

Habla de desconfianza en el poder financiero, ¿Y en el sistema judicial?
Existe una desconfianza en los abogados y en la Justicia, pero es que los ciudadanos tenemos que movernos para que eso cambie. Uno de los problemas de la Justicia son los juicios populares paralelos. Es como cuando nos auto medicamos. Todo el mundo cree saber de derecho.

¿Cree en la justicia?
Si no creyera no podría trabajar en ella, habría abandonado. La Administración no funciona y tiene fallos, es incompleta, está formada por seres humanas, pero también se puede hacer justicia de muchas formas. Es este país se judicializa todo mucho y por eso hay colapso. En muchas ocasiones habría que recurrir a la intermediación, muchas soluciones de temas laborales, familiares…pasan por ahí, pero no estamos muy concienciados.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.