Condenados a prisión por el accidente de un obrero que cayó desde una altura de seis metros en Málaga

ciudadjusticiamalaga

ciudadjusticiamalagaEl Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga ha condenado a dos hombres por el accidente laboral que sufrió un trabajador, el cual resultó lesionado al caer desde una altura de seis metros. Así, se les impone a cada uno de los dos acusados la pena de 16 meses de prisión, multa de 2.700 euros y pagar al perjudicado de manera conjunta y solidaria 102.000 euros como indemnización.

Los hechos sucedieron en mayo de 2005. El trabajador se encontraba realizando su labor como peón albañil en la planta segunda de la obra de rehabilitación de un edificio en la capital malagueña y procedió a la elevación mecánica del perfil metálico, que se trabó en el forjado de la primera planta, forzando el maquinillo elevador de columna que seguía tirando, según la sentencia.

Publicidad

Por esto, cayó el trabajador, que estaba desenganchando del perfil del cable, desde unos seis metros de altura, sufriendo lesiones que requirieron 490 días para curar, de los que 37 estuvo hospitalizado. Además, el perjudicado tiene secuelas que le afectan para desempeñar actividad laboral de esfuerzo, «siendo su situación laboral equiparable a una incapacidad permanente total».

En la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, se considera probado que el accidente y las lesiones que sufrió el trabajador, representado en la causa por el letrado Manuel Temboury, fueron «a causa de la omisión de la formación adecuada a los trabajadores en relación con su puesto de trabajo y los riesgos del mismo, así como del manejo e instalación del maquinillo elevador».

Asimismo, también se debió a la «omisión de medidas colectivas de seguridad, tales como barandillas, y medios de protección individuales, como el arnés, infringiéndose con ello las normas de prevención de riesgos laborales». Además, todo esto determinó, dice la sentencia, que este empleado y otros que estaban en la obra llegaran a «poner en peligro la vida o integridad física».

Así, el juzgado condena al representante legal de la empresa para la que desempeñaba sus servicios el trabajador y también al que era encargado de la obra y del control de las medidas individuales y colectivas de seguridad por los delitos de lesiones imprudentes y contra los derechos de los trabajadores. Se considera que ambos «materializaron una conducta reprochable penalmente».

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.