¿Cómo se parece tanto la vida a encontrar aparcamiento?

mafaldacohe¡No he visto más que se parece la búsqueda de aparcamiento en Rincón de la Victoria en verano y la vida misma!

A veces sales con tiempo, otras vas con la hora justa. Como cuando uno se prepara algo en esta vida, que en ocasiones puedes hacer una carrera de fondo y otras solo te da tiempo al sprint final. El resultado siempre es impredecible y no depende del tiempo, y a veces tampoco de la preparación, sino de la suerte, la casualidad o el destino, como cada cual prefiera.

Publicidad

Das una vuelta, y otra, y hasta lo intentas una tercera, por si tienes suerte, por si alguien decide dejarte su sitio y tú estás en el momento y el lugar exactos en el que se enciende el intermitente de salida y no hay otro coche delante de ti.

Reconózcanlo, es como la vida: uno da vueltas, prueba opciones, aunque tiene claro su objetivo, su punto final, pero parece imposible hacerlo en línea recta y sin dificultad, todo del tirón, así que por eso hay que ser persistente y no desesperar, nada de dar marcha atrás o volver a casa para meter el coche en el garaje.

En esos recorridos, conoces calles nuevas, cuestas de infarto para el que va detrás de ti, espacios ajustados donde los retrovisores de tu coche o del que está aparcado peligran, peatones suicidas que tienen prisa hasta en vacaciones y gente amable que te cede el paso.

Sí, como la vida. Nuevas ideas que antes no conocía, momentos difíciles en los que piensas que te has equivocado y tu vida sería más sencilla de haber elegido otro camino, gente que te provoca y gente encantadora que sin conocerla te entrega una parte de sí en una sonrisa.

La mayoría de ocasiones el tiempo de búsqueda se hace más largo que el simple hecho de llegar a Rincón, pero al fin llega ese momento de gloria donde uno logra lo que creía imposible: aparcar en Rincón de la Victoria. ¿Magia? ¿Divinidad? ¿Suerte en la vida? No, nada de eso, persistencia y paciencia junto al aire acondicionado que hace el paseo mucho más llevadero, como esas personas que nos acompañan.

Más lejos, más cerca, en un hueco más ajustado de la cuenta, pero lo consigues y no cabes en ti de felicidad y orgullo porque has superado una prueba, una muy pequeña, quizás, para todas las que tendrás que pasar, pero es la que tocaba ahora y lo has logrado. ¡Enhorabuena!

Mañana, o la semana que viene, volverás a sufrir, pero con la tranquilidad de que todo pasa y de que no es la primera vez que te las ves en esas, pero tampoco será la última y no importa, porque pronto a lo mejor inventan un botón que haga desaparecer el coche y guardarlo en un bolsillo.

Ahora, baja del coche, pon los pies en la realidad y disfruta del momento.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.