Caso Ruth y José, otra tragedia que se convierte en circo mediático

telecircoPara conseguir audiencias, todo vale. Telecinco ya nos tiene acostumbrados, pero hace unos días el Comisario Jefe de la Investigación, Serafín Castro, se permitió el lujo de comparecer en un programa especial de la cadena, siendo la estrella absoluta, y revelando datos de una investigación que aún tiene secreto de sumario.

Todo a raíz de un informe privado encargado por la madre de los pequeños desaparecidos, Ruth Ortiz, y que ha sido elaborado por el prestigioso antropólogo Etxebarria en el que sentenciaba: “Los huesos encontrados en la hoguera corresponden al cien por cien con dos niños de edad similares a los de Ruth y José”. Tiraba así por tierra el anterior informe de la policía en el que identificaba los restos óseos como huesos de roedores.

Publicidad

La polémica estaba servida. ¿Qué tipo de policía forense tenemos en España? ¿Se van a tomar responsabilidades ante semejante error?

De momento el Comisario habla de “informes contradictorios” pero no reconoce ningún tipo de error. Según el informe de Etxeberria, la hoguera donde se calcinó los cuerpos fue hecha “a conciencia”, llegando a arder a más de 800 grados, lo que destruía por completo las posibilidades de encontrar restos de ADN o de aclarar las posibles circunstancias de las muertes.

José Bretón, el padre de los niños y el principal sospechoso de tal macabro suceso sigue negando la mayor: “es totalmente falso e imposible que sean restos de mis hijos”. Su abogado, Sánchez de Puerta, abre una nueva ventana para su defensa, declarando que “Si se demuestra que los informes policiales eran erróneos, no solo habría que decirle cuatro cosas a los responsables, sino plantearnos la totalidad de la actuación que ha realizado la policía en este caso”.

Se está realizando un nuevo informe sobre los más de 200 huesos y dientes encontrados en la hoguera con el fin de aclarar lo sucedido. Mientras tanto, la cadena de televisión privada aprovecha cada dato para dar carnaza a la audiencia, sedienta de entetenimiento entre tanta crisis económica y después de un verano parco en noticias del corazón.

Lo triste de todo (El caso de “Las niñas de Alcasser” sentó precedentes en Tv) es que políticos de primera fila y periodistas de renombre se presten a esta trampa del llamado “interés público” sin darse cuenta de que son títeres de un morbo impostado que causa nuevas víctimas: los familiares de esos niños asesinados.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.