Berlusconi afronta su final político

berlusconiItalia sigue con Silvio Berlusconi atado al cuello. El magnate que presidió por tres veces su consejo de ministros, que acaparó el protagonismo político durante los últimos 19 años y sobre el que, desde hace un mes, pesa una condena firme por fraude fiscal tiene sometido al país a un chantaje de manual. O le permiten conservar su escaño de senador, a pesar de la condena y de las leyes anticorrupción, o retirará a sus ministros y hará caer al Gobierno de Enrico Letta. Dice que incluso tiene ya grabado el vídeo en el que, a través de sus televisiones, anunciará el caos. Salvo que el centroizquierda o el presidente de la República, Giorgio Napolitano, acepten el trato.

La decisión sobre el futuro inmediato de Berlusconi corresponde, al menos en teoría, a la Junta para las Elecciones y la Inmunidad del Senado, que se reúne a partir del lunes y que está formada por 23 parlamentarios —de los que solo seis pertenecen al Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi—. La Junta debe analizar la aplicación de la llamada Ley Severino, aprobada hace un año por todos los partidos para luchar contra la corrupción. Nadie con una condena firme superior a los dos años puede acceder o seguir ocupando un escaño durante al menos los seis años siguientes a la publicación de la sentencia. Si se tiene en cuenta que Berlusconi fue condenado a cuatro años de cárcel por el caso Mediaset y que dentro de unos días cumplirá 77 años, se podría pensar que estamos ante el final definitivo del político. Se podría, pero —conociendo el paño— sería muy arriesgado.

Publicidad
Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.