Bares y discotecas abrirán de día en el real para intentar evitar el botellón del Centro

botellonEl botellón se ha convertido en los últimos años en uno de los principales problemas de la Feria de Málaga en el Centro.

Desde el Ayuntamiento se han buscado alternativas y el año pasado montó una carpa para la juventud en la explanada de la iglesia de Santo Domingo como medida para concentrar a los jóvenes. Una iniciativa muy polémica impulsada por el área de Cultura y Fiestas que dirige Damián Caneda y que a todas luces se ha convertido en un fracaso toda vez que en esta edición ya no se instalará. La estrategia pasa ahora por trasladar este fenómeno, durante el día, a Cortijo de Torres. Así al menos se desprende del hecho de que los bares y discotecas del real de Cortijo de Torres abran al mediodía cuando hasta ahora solo lo hacían de noche.

Publicidad

Música y una oferta de ocio compondrán el menú que ofrecerán al mediodía los nueve bares de copas, las dos discotecas y la caseta que una emisora musical montarán en la zona joven de Cortijo de Torres, según explicó a este periódico el concejal de Cultura y Fiestas, Damián Caneda, quien añadió que aún no se ha cerrado esta iniciativa. El edil no consideró que esta medida sea una propuesta para concentrar el botellón en esta zona y alejarlo del Centro de la ciudad.

A su juicio, el Ayuntamiento está para facilitar que los protagonistas de la feria –los peñistas y los empresarios del ocio nocturno que montan sus casetas en el real, y los bares y restaurantes del Centro– puedan desarrollar sus actividades.

Con la carpa en Santo Domingo y la oferta cultural y de ocio que se ofreció en lugares hasta entonces ocupados por el botellón, el pasado año se evitó este fenómeno en lugares como la plaza de la Merced, Alcazabilla o Císter, aunque se mantuvo en la plaza de Jerónimo Cuervo, en la explanada del Teatro Cervantes. Para paliarlo, en 2013, la caseta de la peña Juan Breva se instalará posiblemente en este enclave, según agregó Damián Caneda.

Novedades

No serán éstas las únicas novedades cara a la feria que comenzará en la noche del 16 de agosto con el tradicional pregón y los fuegos artificiales. El Ayuntamiento da marcha atrás, aunque sea a medias, en una de sus iniciativas del pasado año: la de ampliar en sesenta minutos, de las 18 a las 19 horas, el horario para que se corte la música en las calles del Centro. Para la edición de 2013, la música deberá cesar a las 6 de la tarde, pero los ciudadanos que se encuentren en las calles del Centro tendrán hasta las 7 para abandonarlas y que los servicios de limpieza puedan empezar a desarrollar su trabajo, según añadió Caneda. Con esta medida se intenta evitar que se produzcan amagos de altercados como los vividos en 2012 cuando los equipos de Limasa comenzaban su labor.

Las barras de alcance volverán a estar prohibidas en el Centro, donde sólo estarán las casetas de medios de comunicación y patrocinadores.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.