Alrededor de 80 detenidos de mafias chinas por blanqueo de dinero

nachovidal

nachovidalUnas 80 personas, en su mayoría ciudadanos chinos, fueron detenidos ayer en el marco de la denominada Operación Emperador contra una trama de blanqueo de dinero de organizaciones mafiosas en la que hay cursadas 108 órdenes de detención en España y otros 17 países y ya se han realizado unos 120 registros.

La mayoría de las detenciones se produjeron en Madrid y Barcelona, aunque la operación, que está coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y por la Fiscalía Anticorrupción, se está desarrollando en toda España: en las ciudades madrileñas de Fuenlabrada, Parla, Getafe y Madrid capital, además de en Barcelona y Málaga. Entre los detenidos, figuran el actor porno Nacho Vidal y José Borrás, concejal de Seguridad del PSOE en Fuenlabrada (Madrid).

Publicidad

La implicación de Vidal, detenido en Mataró, se debe a la presunta emisión de facturas falsas. Los agentes también han arrestado a la hermana del actor, María José Jordá, en el municipio de Argentona (Barcelona). Fuentes de la operación señalaron que están implicados también un inspector de policía, un sargento de la Guardia Civil y un funcionario, enlaces de la trama corrupta con las fuerzas de seguridad y la Administración.

El principal delito cometido por esta red, cuyo núcleo duro está integrado por 15 personas y cuyo cabecilla, Gao Ping, vive en una urbanización de Somosaguas, es contra la Hacienda pública, aunque también se habrían cometido delitos asociados al blanqueo de dinero, como extorsión, corrupción de funcionarios, prostitución, juego ilegal, inmigración ilegal y tráfico de drogas.

Los detenidos están acusados de haber lavado cientos de millones de euros, aproximadamente entre 200 y 300 millones al año, según anunció Salinas. Puesto que la red actuaba desde 2009, los implicados podrían haber blanqueado entre 800 y 1.200 millones de euros. Una sola de las organizaciones ha llegado a blanquear entre cuatro y cinco millones de euros al mes, según fuentes de la investigación.

La investigación se abrió hace dos años y tiene como epicentro el polígono Cobo Calleja, en Fuenlabrada (Madrid), donde la policía está impidiendo el paso de los empleados a las naves afectadas. Cobo Calleja es un recinto industrial plagado de mayoristas chinos a los que adquieren la mercancía muchas de las tiendas de todo a cien que se han extendido en los últimos años por todo el país. Pero la red también actuaba en otras ciudades, como Barcelona o Málaga además de otras localidades.

El sistema industrial de defraudación fiscal era simple. Se basaba en la importación desde China de grandes cantidades de mercancía que suelen ofrecer a precios muy competitivos los comercios chinos en grandes operaciones comerciales que conseguían salvar los controles de Vigilancia Aduanera y así no pagar impuestos. El fraude se repetía en las ventas al por mayor de todos esos productos a los pequeños comercios con la ayuda de funcionarios supuestamente corruptos al efecto.

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.