Ahora los Reyes van en burro

magoburroEn la mesa contigua de la Biblioteca, donde hemos quedado para charlar con el primer rey mago de Benagalbón, organizan la cabalgata de este año. Los tres Reyes Magos en burro se pasean por el casco histórico de Benagalbón y lanzan caramelos a los niños que corretean por las calles en su búsqueda. Al finalizar el recorrido, en la plaza de la Iglesia dan un pequeño detalle a los más pequeños y sus majestades leen un discurso donde se mezcla lo pedagógico con la crítica y la broma.

Algunos de los organizadores, como Juan Carlos Salado y Adolfo Cisceros, cuentan hazañas de otros años, cuando los trajes eran las capas de los curas o se pintaban la cara con tizne, o algún que otro burro revoltoso no paró de rebuznar en todo el recorrido o incluso alguno jugó una mala pasada al Rey.

Cada año, explican, es más complicado encontrar a los animales porque ya no trabajan en el campo, y algún año se vieron tan apurados que tuvieron que ir a pie con el saco de caramelos a cuestas. Los organizadores lo hacen de forma voluntaria y cada uno tiene el papel que más le gusta, para hacerlo con esmero y darle ese toque que la hace una cabalgata especial, cercana, que invita a repetir.

La labor de todos es imprescindible para que la tarde del cinco de enero las calles de Benagalbón se llenen de gente de todos los rincones que acuden a ver los Reyes en burro. Cuentan que gente que veranea en el municipio, acude a ver la singular cabalgata y que el pueblo vive una tarde diferente, divertida, llena de magia, llegada desde oriente, o desde los mejores corazones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.