TELEBASURA MADE IN SPAIN

El diván del cultureta

«Telebasura: conjunto de programas televisivos de muy mala calidad». Esta es la definición que la Real Academia Española de la Lengua otorga a esta palabra, aunque no hace falta un diccionario para averiguar su significado, y todos podemos relacionar a este calificativo con algún programa.

Todos los españoles —y seamos sinceros— hemos visto algo de telebasura en nuestra vida, y en ocasiones hasta nos ha enganchado. Tenemos que aceptar que muchas veces tiene un toque de adicción —y no me refiero a lo que puedan consumir sus presentadores— que hace, sin saber por qué, que no podamos parar de verlo cuando sabemos que está causando en nuestra cabeza el suicidio de centenares de neuronas.

Hagamos, queridos lectores, una reflexión profunda. ¿Por qué, en ocasiones, vemos este tipo de programa? ¿Para matar el aburrimiento? ¿Porque realmente nos interesan sus vidas? ¿Para hacer un estudio social sobre la estupidez humana?

Yo lo critico. Critico duramente las cadenas basuras que apenas tienen uno o dos programas salvables —¿os suena de algo esa palabra?—, pero a veces he visto algún programa de este estilo. Lo admito, y me siento avergonzado. Estuve siguiendo durante un mes veraniego el programa Mujeres y hombres y viceversa y me divertía. También seguí Cámbiame, y con él mataba el rato. Pero luego, te pones a reflexionar sobre lo que has visto… y mejor no hacerlo.

¿Por qué cada vez hay más programas de este estilo? ¿Lo pedimos nosotros, los españolitos? ¿Nos los meten —con perdón— los señores con traje? ¿Habrá alguna conspiración política contra nosotros para volvernos más tontos con la telebasura y así dejarnos moldear a su gusto?

Creo que lo pedimos nosotros, principalmente para matar el rato en esos momentos en los que no apetece pensar en nada. Pero también creo que a veces vemos estos programas para saber que hay gente peor que nosotros andando por ahí, y eso nos sube la moral. El ser humano es así.

Pero no estoy seguro del todo. Relacionado a este tema, no estoy seguro de nada. Por ejemplo, ¿de verdad algunos —solo algunos— de ellos han gastado varios años en una carrera universitaria para acabar insultando a otra persona? ¿De verdad?

Solo tengo algo claro: si alguna vez una nave espacial aterriza en nuestro planeta y bajan una banda de alienígenas… Por favor, que no pongan Telecinco.

Compartir
Carlos Mesa Espinosa
Actor que escribe. Escritor que actúa. Cabeza y corazón de Verecundo Producciones. Junta palabras para subirlas al escenario. Culo inquieto que cuenta cuentos y, de vez en cuando, escribe algún artículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here