Star Wars Episodio VII El despertar de la Fuerza

Luke Skywalker ha desaparecido. Poe Dameron está en una misión en busca de un fragmento de mapa que finalmente parará en el droide BB8, el cual se topa a su vez con Rey, una joven habitante del planeta Jakku. Su encuentro los llevará ante Finn, un soldado que deserta al ver las masacres de La Primera Orden, comandadas por una misteriosa figura con el nombre de Kylo Ren.

Reparto

Daisy Ridley es Rey

John Boyega es Finn

Adam Driver es Kylo Ren

Harrison Ford es Han Solo

Oscar Isaac es Poe Dameron

Domhnall Gleeson es el General Hux

Director

  1. J. Abrams (Star Trek: En la oscuridad)

Impresiones

Para muchos ha sido la película más esperada del año. George Lucas vendió su franquicia más preciada a la todopoderosa Disney y ésta se está encargando de exprimirla al máximo. Se preparan más secuelas, spin-off a cascoporro, series y nos inundan de merchandising más que nunca. Son expertos en ello -Véase casi todo aquello del universo Marvel- y ésto suele jugar una mala pasada porque termina por saturar. Sin embargo, hemos tenido la esperanza de volver a disfrutar de la saga nacida en los años 70 y gozar ahora de una secuela directa de El Retorno del Jedi. Aviso que la crítica contiene algunos spoilers, para aquellos que aún no la han visto.

Las críticas, opiniones y votaciones de casi todo el público son más que positivas, escuchando comentarios al nivel de “ya era hora de volver al aroma de trilogía clásica”. Y sí, tienen mucha razón. La película dirigida por J. J. Abrams y con guion del propio director y Lawrence Kasdan (El imperio contraataca) supone prácticamente un remake de la trilogía de los 70-80 y ésto no es nada bueno. Tenemos un nuevo intento de estrella de la muerte, más grande, con mayor alcance destructor, pero a fin de cuentas, los mismos errores inútiles donde cuatro o cinco naves rebeldes -sí, me da igual que en ésta nueva trilogía se cambien los nombres como si el imperio es ahora La Primera Orden- se introducen por cualquier recoveco para hacer pedazos el arma enemiga. Y es que desde su comienzo en el planeta Jakku, ese aroma se vuelve un constante flashback del episodio IV con el Tatooine de Luke en busca de Obi Wan, con un droide que tiene una misión importante, igual que BB8.

No obstante, son muchos los detalles que rechinan. Si hablamos del villano, Kylo Ren, obtenemos a un personaje sin personalidad. Adam Driver es un buen actor, pero su papel aquí no nos dice mucho. Su escena con Han Solo en aquella pasarela -homenaje innecesario nuevamente a El imperio contraataca– es intensa pero profundamente previsible, el efecto sorpresa no está por ninguna parte. Lucha contra una chica que solo da mamporros y pierde… Por otra parte, la protagonista, Rey -una muy buena elección la de Daisy Ridley– parece aprender por arte de magia el poder de la fuerza hasta el punto de realizar control mental o atraer su sable sin aprendizaje. Y sí, Luke tuvo que aprender con la ayuda de Yoda y los niños eran enviados a una academia Jedi para aprender, pero Rey lo aprende en cuestión de segundos… Me duele en el alma la pérdida de Han Solo. Su muerte era innecesaria y para terminar con un personaje que da auténtica vidilla y es puro carisma, prefiero que se quiten del medio a una Leia aburrida, sin expresividad ni nada que aportar salvo la misma cara en toda la película. Ésta mujer ha perdido mucho.

La mezcla de artesanía y digital no funciona, porque lo segundo se incrementa para mal. El ejemplo lo tenemos en ese líder supremo Snoke, interpretado por Andy Serkis, más cercano al dibujo animado que a la presencia digital que George Lucas ofrecía con Yoda mismamente. Sin duda alguna, Abrams ha tropezado con una piedra, Disney. Lo mejor que puede hacer es volver a Star Trek, o eso o lo hemos pillado en horas bajas, porque como he dicho, el guion no resulta nada original. Hay muchísimas incógnitas que quedan en el aire. ¿Qué hace el sable de Luke en aquella tasca de mala muerte? ¿Por qué tiene Kylo Ren el casco de su abuelo Vader? ¿Para qué se aísla Luke en una isla y sin embargo deja sus coordenadas en un mapa? Mapa que por cierto, es la clave de tanta búsqueda y por arte de magia, R2D2 resuelve encendiéndose al final por su cuenta cuando podía haberlo hecho mucho antes, ya que BB8 tenía la otra parte del mapa. Son muchas las cosas que personalmente me han dolido, pero sí queréis escuchar y ver esto con spoilers sangrantes, os recomiendo éste vídeo de youtube de mi canal para que le echéis un vistazo si os apetece, ya que hablo algo más largo y tendido del tema.

Llegamos a la parte musical. Regresa John Williams -nunca se fue- y en ésta ocasión, en sus horas más bajas, más que nunca. Nos tiene acostumbrados a crear leitmotivs para sus personajes o ciertas ocasiones, pero en éste caso, salvo el tema de Rey, poco hay que destacar de éste score. Habría sido un buen momento para el cambio y escuchar a Giacchino por ejemplo. En resumidas, Star Wars El Despertar de la Fuerza supone una profunda decepción, que aun resultado entretenida no aporta nada nuevo. Es mejor que el episodio I La Amenaza Fantasma. Sí, eso lo tenía muy fácil. Pero quien diga que ésta película es mejor que el Episodio III, es por simple odio a Lucas y se niega a reconocer que estamos ante un refrito de la trilogía clásica.

 

Compartir
Dante Martín
Apasionado de la música y el cine desde su niñez. Director-Redactor de la web de cine www.cinebso.net. Tiene su propia banda de música con la que sigue en activo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here