Napolitanas saladas con un toque Tex Mex

Cuando te invitan a una comida, ya se entre amigos o familiares, sabes que lo protocolariamente correcto es que no acudas con las manos vacías. Y tú quieres llevar algo, por supuesto, pero le das a la sesera y no se te ocurre nada. Así que, como siempre, terminas llevando un par de botellas de vino que es lo que has visto hacer en las películas y te crees que has cumplido la mar de bien, aunque sepas que a los que acuden a la comida lo que les pierde es una cerveza fría y que las botellas van a acabar cogiendo polvo en la despensa de tu anfitrión.

Yo soy muy fan de llevar el postre. Y el vino me encanta, que conste. Pero en mi caso ocurre que mi postre tiene que competir en la mesa, muchas veces, con el invitado que en el último momento se ha pasado por la primera pastelería que le pillaba cerca y ha comprado una bandeja de dulces. ¿Típico también, verdad?

Sin embargo, hay algo en lo que nunca pensamos: los entrantes. El anfitrión, de seguro, ha intentado hacer algo original y se ha pasado su buen rato mirando recetas en internet hasta que, aburrido, ha decidido poner lo de siempre: la tabla de quesos y chacina y el plato de aceitunas.

Si acudieras a la comida con una bandeja de algo para picar que no fuera lo típico, serías el invitado más creativo. Ten en cuenta que el picoteo previo es lo que más se recuerda de una velada pues conforme el tiempo pasa, el estómago se llena y el hígado va empezando a sintetizar el aliño de alcohol que nos metemos, los recuerdos se van volviendo más difusos.

Yo ya te he traído en entregas anteriores dos ideas geniales para entrantes: bombones salados de jamón y kikos y muffins salados. Hoy he decidido traerte una nueva idea muy fácil de hacer: mini napolitanas con un toque Tex Mex.

Los ingredientes que necesitas son 1 lámina de hojaldre, 2 latas de atún, tomate frito, media cebolla, 1 pimiento verde, queso rallado, 1 huevo, orégano, sal y especias Tex Mex.

Para elaborar las mini napolitanas, primero prepara un sofrito con la cebolla y el pimiento picados muy finos. Cuando la verdura esté pochada añade el atún, un chorro generoso de tomate frito y un poco de queso rallado. El toque viene en este punto en el que agregas las especias Tex Mex. Puedes comprar un sazonador de especias Tex Mex o utilizar los típicos sobres de especias que venden para preparar fajitas. Las especias le van a dar un sabor muy especial y potente al sofrito, por eso yo apenas agrego una pizquita de sal luego.

Una vez tengas el sofrito, extiende el rectángulo de masa de hojaldre sobre una superficie lisa y corta en tres tiras a lo largo. Pon un poco del relleno en el centro de cada tira. Luego, dobla un lado sobre el otro hasta cerrarlo. Intenta que el doblez quede en la parte de abajo para que no se salga. Corta en pequeños cuadrados del tamaño aproximado que ves en la foto y disponlos sobre una bandeja de horno con papel de hornear. Como toque final, pinta las mini napolitanas con huevo y agrega un poco de orégano picado por encima. Para terminar, solo tienes que meterlas al horno 15 minutos a 180º. Ten en cuenta lo de siempre, debes precalentar el horno antes y vigilar bien las napolitanas independientemente del tiempo aproximado que yo te doy.

Si te presentas a una comida con una bandeja llena de estas ricas mini napolitanas saladas, quedas muy bien y le solucionas al anfitrión el tema de los entrantes. También te pueden apañar una cena ligera de picoteo. O lo que se te ocurra. Las mini napolitanas te salvan de más de un apuro y están tan ricas…

Compartir
Eva María Torres
Sevillana. En cuanto alcanzó la encimera ayudó a su madre en la cocina y así surgió una de sus grandes pasiones. Licenciada en Historia y Máster en Escritura Creativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here