Por qué y cuándo llevar a los hijos a consulta psicológica

Con frecuencia en reuniones de familiares, conferencias o en la propia consulta me preguntan sobre la conveniencia de llevar a algún hijo a la consulta psicológica y si bien muchas familias creen que hay que llevarles por cualquier motivo llegando a psicologizar en exceso sin embargo otras familias se resisten a consultar cuando hace tiempo que ya una hija presenta problemas psicológicos.

Recomendamos a las familias que soliciten consulta psicológica cuando su hijo lleva varias semanas entristecido, pasándolo mal casi todo el tiempo, aislándose, rehuyendo salir, abandonando sus actividades recreativas o deportivas, mostrándose frecuentemente irritable o agresivo, etc aunque no sepamos por qué se comporta así.

Antes de pedir consulta psicológica

No dramatizar ni etiquetar el comportamiento del menor, pues no haríamos sino agravar la situación al hacerle sentir raro y peor ya que se encerraría aún más en sí mismo. Conviene hacerle ver con mucha paciencia que puede contar con sus padres, que estamos deseando ayudarle y que puede confiar en nosotros porque vamos a guardar entre nosotros sus preocupaciones y confidencias.

Antes de pedir cita debemos asesorarnos a través de conocidos y familiares o en el mismo Colegio Oficial de Psicología sobre qué profesional de la Psicología Infantil es más conveniente.

Cuando ya hayamos elegido al profesional y antes de solicitar consulta conviene que le hagamos partícipe al hijo de que como deseamos que se sienta de nuevo feliz podemos ir juntos para que nos ayude a todos ese especialista, que hablará y jugará con él para ayudarle a sentirse mejor, procurando así no estigmatizar ni psicopatologizar.

Tras haber conseguido su aceptación acordar consulta en una fecha y horario de acuerdo con nuestro hijo para así contar con su máxima colaboración al sentir que le hacemos protagonista de la consulta.

Previamente a ir a la primera cita será conveniente recopilar la más completa información posible sobre su comportamiento y sus relaciones a través del profesorado, su pediatra y cualquier otra persona que le trata con frecuencia como familias de compañeros de clase o juegos.

El psicólogo tratará de descubrir la causa y evolución del problema contando con la colaboración activa de los familiares y especialmente del hijo para explicarles las tareas y ejercicios que hacer así como pautas de conducta y objetivos que conseguir para mejorar y normalizar la situación.

Indicadores de posibles problemas psicológicos infantiles

Alteración frecuente del sueño, de los hábitos de comida por exceso o por defecto.

Ansiedad, irritabilidad o tristeza de manera habitual.

Agresividad, negatividad, oposicionismo permanete y conductas destructivas o violentas.

Irritabilidad y enfados por cualquier cosa y con cualquier persona.

Aislamiento, evitación a relacionarse con chicos de su edad.

Inestabilidad emocional acompañada de cambios bruscos en su conducta.

Conductas regresivas volviendo a comportarse como en etapas más infantiles.

Pérdidas o fallos en el control de esfínteres sin causa fisiológica.

Repentino interés por temas escabrosos, violentos, morbosos, enigmáticos u oscuros.

Variaciones extrañas en su conducta sexual con compulsión o comportamientos raros impropios de su edad.

Relaciones que ocultan no apropiadas con jóvenes o personas mayores de edad.

Dependencia excesiva de videoconsolas, teléfonos móviles, tablet u ordenadores.

Para que vuelva a sentirse feliz

Respetar la confidelidad con el profesional que les atiende y mantener una actitud tranquila y colaboradora desde el respeto al hijo es fundamental para que nuestro hijo vuelva a sentirse feliz.

Aprovechar ésta situación nueva para fortalecer las relaciones familiares aumentando la comunicación y mejorando el clima afectivo y emocional en el hogar.

Compartir
Fernando Gálligo
Escritor y psicólogo. Trabaja como psicólogo en consulta diaria. Ha publicado los libros "SOS...Mi chico me pega pero yo le quiero" (ed. Pirámide), "Amando sin dolor, disfrutar amando" (ed. Pirámide) y "Mejorando mis relaciones personales. Amistades, Familia y Pareja" (ed. EOS)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here