Sobre el uso de nuevas tecnologías por menores

¿Deben las familias supervisar el uso de las nuevas tecnologías que hacen sus hijos?
En una entrevista al conocido juez de menores de Granada Emilio Calatayud publicada el 22 de agosto de 2016 en el diario “El Mundo” se mostraba partidario de controlar el mundo virtual de menores en las nuevas tecnologías. Recordaba el  juez la responsabilidad de la tutela legal parental así como de la protección de menores velando por su seguridad y recordaba el artículo 155 del Código Civil que obliga, mientras los hijos están bajo la patria potestad paterna, a obedecer a sus padres, respetarles siempre y contribuir según sus posibilidades al mantenimiento de la familia.

Desde el ámbito policial son partidarios del control familiar y en sesiones formativas a escolares destacan la necesidad de la prevención paterna mediante la vigilancia que debe anteponer la seguridad a la presunta intimidad del mundo virtual ya que mensajes, imágenes fijas y grabaciones se difunden inmediatamente de manera irreversible y pública con posibles consecuencias negativas.

Conductas delictivas de menores con las nuevas tecnologías
Los frecuentes casos de acoso entre menores o por parte de adultos en internet, difusión de imágenes íntimas eróticas o sexuales, grabaciones a través de las cam, suplantación de personalidades infantiles por adultos, etc… producen efectos devastadores psicológicos y afectivo-sexuales ignorando las consecuencias penales que deben tener muy en cuenta tanto menores y especialmente sus progenitores o responsables legales.

La infancia y adolescencia son etapas muy vulnerables a los riesgos del mal uso de las nuevas tecnologías ya que los efectos son inmediatos, globalizados, permanentes, multidifundidos y muchas veces amparados en el anonimato.

Los nativos digitales y sus familias
Muchas veces los adultos tienen menor conocimiento de las nuevas tecnologías que sus hijos que han nacido en un entorno digitalizado natural con internet. Hoy es más complejo educar bien que hace dos o tres décadas pues el mundo evoluciona de manera más rápida y global.

Es conveniente conocer de manera presencial el uso que hacen de internet y de las redes sociales que son un amplio espacio público sin fronteras físicas y temporales, pues no suele respetarse la edad mínima de uso de redes sociales fijada en 13 años y para whatsapp los 16 años, teniendo acceso a móviles incluso desde los 8 años de edad al regalarles equivocadamente el primer teléfono móvil en su primera comunión o por navidades.

Hay que vigilar el uso de ordenadores fijos y sobre todo portátiles por la facilidad de uso y de conexión a wifi gratuito en lugares públicos.

Recomendaciones para un buen uso por los menores
El especialista en seguridad de menores en internet Jorge Flores Fernández inspirado en el “decálogo para formar un delincuente” del juez Emilio Calatayud ha elaborado otro igualmente irónico sobre cómo conseguir los mayores efectos negativos en los hijos a través del mal uso de las nuevas tecnologías de manera indiscriminada, gratuita e indebida.

Contrariando sus “perversas recomendaciones” aconseja que el menor no tenga un móvil u ordenador propio exclusivo, que los use con presencia paternal, extremar el control si usa cámara web, dosificar su uso para que no abandone otras actividades y  relaciones sociales no virtuales,  compartir distracciones y actividades en familia, estar alerta ante alteraciones del humor y comportamiento por el uso de internet y nuevas tecnologías, responsabilizarle de su buen uso y mantenimiento, inculcarles valores éticos de respeto a las normas legales así como morales y educarles para que se responsabilicen de las consecuencias de sus actos.

En España para facilitar la labor preventiva y educativa del buen uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación podemos consultar las páginas de internet de la Fundación Alia2 así como la de “Pantallas Amigas”, que continuamente difunden recomendaciones y organizan actividades presenciales para un buen asesoramiento.

Compartir
Fernando Gálligo
Escritor y psicólogo. Trabaja como psicólogo en consulta diaria. Ha publicado los libros "SOS...Mi chico me pega pero yo le quiero" (ed. Pirámide), "Amando sin dolor, disfrutar amando" (ed. Pirámide) y "Mejorando mis relaciones personales. Amistades, Familia y Pareja" (ed. EOS)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here