Marte

En el transcurso de una misión tripulada a Marte, el astronauta Mark Watney es dado por muerto y abandonado por sus compañeros de tripulación tras una violenta tormenta. Sin embargo, Watney sobrevive y se encuentra solo y abandonado en ese planeta hostil. Con escasos suministros, Watney deberá recurrir a su ingenio, humor y espíritu de supervivencia para subsistir y encontrar una forma de comunicar a la Tierra que sigue vivo.

Reparto

Matt Damon es Mark Watney

Jessica Chastain es Melissa Lewis

Jeff Daniels es Teddy Sanders

Michael Peña es Rick Martinez

Sean Bean es Mitch Henderson

Kate Mara es Beth Johanssen

Sebastian Stan es Chris Beck

Chiwetel Ejiofor es Vincent Kapoor

Dirección

Ridley Scott (Prometheus)

 

Ridley Scott regresa con una nueva cinta de ciencia ficción. The Martian, basada en el afamado libro de Andy Weir. La curiosidad radica en el beneplácito de la crítica, que ha alabado la película tratándola como una de las mejores obras del cineasta, y eso es muy raro, sobre todo porque Scott es único creando división de opiniones, muchas de ellas queriendo hundirle en la miseria, como ocurrió con su obra maestra, Blade Runner. No ha sido el caso, y por primera vez consigue un aplauso general. ¿Es para tanto?

En mi caso, como podéis leer en ésta breve reseña, no lo ha sido. Mi compañero Antonio sí la ha disfrutado más que yo, como podéis leer más arriba -brillante reseña, por cierto-. Pero mi percepción es otra y paso a dar las razones a continuación. Me considero fan de Ridley Scott y encuentro en sus piezas menores su gran logro, cosa que para otros puede resultar impensable o hasta aburrido. No hay más que ver recientes trabajos suyos infravalorados como el caso de El Consejero, una cinta maravillosa con un guion sencillamente genial, repleto de vueltas y actuaciones de primera. Pero si hablamos de cintas de mayor envergadura, hay que declarar que Scott siempre sale airoso -para mí-, sobre todo si nos referimos al campo de la ciencia ficción. El director logra mezclar el género con la acción, el suspense y el terror –Alien– como nadie. Incluso en la apaleada Prometheus, que a mi me parece una joya incomprendida, sobre todo por aquellos que esperaban más xenomorfos y menos historia.

Es aquí cuando llegamos a Marte -suerte que en España redujeron aquel despropósito de título inicial que suponía un spoiler en toda regla-, bajo un guion del aclamado Drew Goddard. Obviando la novela en la que se basa -aunque la cinta comete errores garrafales científicos con respecto a la obra de Weir-, hay que dejar claro que en ésta cinta no habrá “experiencias religiosas”, ni nada sobrenatural, todo es a base de ciencia y teorías -por suerte no tratan de explicarnos cada enrevesado detalle como en Interstellar- que gracias al ingenio del protagonista, logra sobrevivir más tiempo del esperado en Marte, completamente solo. Y aquí es a donde yo quería llegar. Hay películas del espacio que te puedes creer más o menos, que pueden tener cierta verosimilitud, que por supuesto, para gente como nosotros, se nos hace impensable, pero que por los adelantos y lo que hemos aprendido de otras películas, se nos hace posible “creer”. De ahí que me refiera a que Blade Runner o Alien, o incluso Interstellar, sean cintas de ciencia ficción, con más carga de ficción que de ciencia. Marte trata de ponerse “seria” y su base es plenamente científica. Ahí es donde encontramos el mayor escollo de la obra. ¿De verdad me tengo que creer que un hombre que queda solo en Marte, sobrevive creando un invernadero y se las ingenia con todo lo que tiene a mano para recorrer tres mil kilómetros y llegar a ese final que no revelaré para evitar spoilers? Si amigos, al final, tanta ciencia y todo se soluciona con unos plásticos y muchísima cinta aislante. Lo siento, pero no me creo NADA.

Si Marte ha “triunfado” ha sido porque es la película más convencional y más comercial de Scott, adaptada para llegar a todo tipo de público. Pero ojo, que si hacemos un pacto de ficción, podemos llegar a disfrutarla. Yo lo hice y encontré en ella un entretenimiento donde Matt Damon nos brinda una enorme interpretación como el botánico que sabe hacer de todo. Un hombre que trata de reírse de sí mismo en las peores situaciones y con ello consigue no convertir en monotonía las casi dos horas y media de película. Sin embargo, hay parte del reparto que no logra encajar. Kate Mara -cada día más fea-, Kristen Wiig e incluso Jeff Daniels, son tan patéticos que aportan bien poco, más bien entorpecen. Por suerte tenemos a la flamante Jessica Chastain para secundar la obra y convertirse prácticamente en protagonista, ofreciéndonos junto a Damon una de las escenas más hermosas y poéticas en el espacio, lazos incluidos. Por lo demás, sobra mucho de todo. Desde el típico niñato que tiene en su mente la solución que ninguno de los científicos de la NASA ha pensado, hasta las bromitas de El Señor de los Anillos con Sean Bean en pleno “concilio”.

La banda sonora de Harry Gregson-Williams es muy acertada. Tiene momentos brillantes y tan solo su inicio no puede resultar más acertado al enfocarnos a una desierta Marte y una solitaria guitarra eléctrica de fondo. ¿Acaso puede haber algo más hermoso? Momentos como el de la idea de la siembra y su respectivo crescendo para dar algo de esperanza a la situación, o el momento despegue ponen la guinda a la película, en la que reitero que merece la pena, a pesar de su repetitiva incongruencia y falta de realismo. Declaro que incluso se me han escapado algunas lágrimas en su tramo final en el planeta gracias a esa acertada interpretación de Damon. En resumidas, está visto que cuando la crítica alaba a Scott, mejor no hacerles mucho caso e ir con las expectativas bajas. Prefiero sin duda alguna al Scott de Prometheus, Blade Runner y Alien, el Scott de la ciencia ficción, no el Scott de la ciencia que trata parecer real y resulta ser inverosímil.

Compartir
Dante Martín
Apasionado de la música y el cine desde su niñez. Director-Redactor de la web de cine www.cinebso.net. Tiene su propia banda de música con la que sigue en activo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here