El Málaga busca nuevos retos

La temporada 2017-18 de la Liga está a punto de empezar y hay varios equipos que intentarán darlo todo para poder realizar una campaña mejor que la pasada. Entre ellos destaca el Málaga, que hace unos años fue capaz de llegar a los cuartos de final de la Champions League y el año pasado ha vivido en la mitad de la tabla de la Liga. Con Michel al mando, el conjunto andaluz sueña poder invertir la tendencia de las últimas temporadas y cuajar una campaña más concreta y sólida para poder volver a luchar por puestos europeos, aunque eso sea complicado, dada la competencia.

Está claro que en las plantas más altas del campeonato los que seguirán luchando por el título de campeón serán los de siempre, es decir el Real Madrid, el Fc Barcelona y el Atlético Madrid, los solos equipos capaces de ganar una Liga en los últimos diez años. Pero el campeonato español suele ser muy entretenido del tercer lugar para abajo en los diferentes campeonatos que se desarrollan en su interior.

De hecho, las apuestas deportivas sobre la Liga 2017-18 ven favoritos al Real Madrid y al Barcelona en la lucha por el título, y los malagueños  se sitúan a la misma altura del Celta, es decir al décimo lugar de las previsiones. El conjunto andaluz, que ha tenido al mediocentro argentino Emanuel Cecchini por 4 millones como principal refuerzo hasta ahora, se ha hecho también con los fichajes del portero turco Gonen, del defensa Juankar y, sobre todo,del centrocampista ofensivo Adrián González, el hijo de Michel, que jugará a las órdenes de su padre. De hecho Adrián será el gran espía del Málaga para el primer encuentro de Liga contra el Eibar, que se disputará  el lunes en la Rosaleda. Después de las buenas sensaciones dejadas por el equipo en el trofeo Carranza, la confianza ha subido en el vestuario del Málaga y todo apunta a que el equipo empezará con buen pie la próxima temporada.

Con el propósito de mantener el dominio del balón y de hacer un fútbol propositivo, Michel intentará que el Málaga juegue un fútbol más atrevido y osado, con el intento de ganar los partidos con un gol de más que el rival, primando entonces el ataque a la defensa. Con un delantero centro como Borja Bastón y un enganche de la calidad y el desparpajo de Alberto Peñaranda, los boquerones podrán intentar seriamente poner en apuros a varios equipos de nivel superior y, sin jugar las copas europeas, podrán darlo todo en el campeonato nacional con el fin de mejorar su posición del año pasado y, tal vez, apuntar a Europa nuevamente. Mucho dependerá de los primeros partidos, en los que se enfrentarán a Eibar, Girona y las Palmas, tres equipos a los que pueden ganar por el valor de su plantilla. Empezar con 9 puntos sería una muy buena señal de cara a la temporada.

Compartir
Redacción La Voz de Hoy
El primer periódico digital de Rincón de la Victoria. Información cercana, plural y comprometida con todos los rinconeros y rinconeras. A vuestro servicio desde 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here