Las margaritas, protagonistas en cada rincón de la boda de Juan Carlos y Miriam

Juan Carlos y Miriam, una hermosa pareja con 2 hijos, decidieron  darse el sí quiero con   una delicada ceremonia civil   en el jardín de las instalaciones del catering en Alhaurín de la Torre. Los sentimientos estaban a flor de piel  de la mano de sus pequeños pajes que abrieron el cortejo nupcial.

Vivimos momentos entrañables que erizaban los bellos de la piel como  cuando las amigas de la pareja les dedicaron fragmentos del libro del principito y anécdotas cargadas de emotivas vivencias, y  no faltaron las pinceladas divertidas de la mano del novio.

Más de 200 invitados  presenciaron  la felicidad de los novios dentro de los cuales destacaban grandes personalidades del fútbol como Joaquín, del equipo técnico del Málaga C.F.

El vestido de la novia

El vestido de Miriam fue un flechazo directo a su corazón ya que el primero que se probó fue el elegido para el gran acontecimiento. Llevaba un recogido informal con una pequeña trenza para marcar la tendencia de este año. Lució  en su cabello tocado artesanal  y un  velo simple  ya que su vestido  tenía una gran  personalidad con incrustaciones  de encajes y piedrecillas. Y el  maquillaje era muy suave que le sentaba como gotitas de rocío en su piel que  realzaba su belleza innata.

Las margaritas fueron las grandes protagonistas en la decoración del evento junto  con matices rústicos y vintage. Armonizamos todos los detalles  de la boda dentro de  este estilo: ramo de la novia, coche, centros de mesa, regalos, minutas, seating, limosnera, complementos…

El jardín de la finca se adornó   para el gran evento  con cuidados rincones rústicos  en los cuales  los invitados encontraban detalles como abanicos, protectores para los tacones, flores naturales  para colocarse en el cabello, pines con mensajes divertidos, árbol de los deseos, cuadros de huellas,  confetis, pompas, arroz, mesa de profesionales maquilladoras para retocar a las invitadas y mucho más.

Espacios mágicos  pensados en la novia con muchos portarretratos colmados de momentos de su vida ya que un pajarito  nos contó que era amante de las fotografías  y para seguir coleccionando buenas imágenes  no falto  photocall y  mucho atrezo de todo tipo para alegrar aun más las instantáneas.

La cena fue un cóctel largo  de pie muy relajado  y luego pasaron al salón para disfrutar de un plato principal, corte de tarta, brindis, postre  de chocolate  mmmm… Que por cierto estaba buenísimo.

Y poniendo la guinda a la gran  noche  a las puertas de la discoteca de la finca  los novios e invitados fueron agasajados  con un cortejo de cócteles y frozen,  decorada con fotos suyas y un candy bar montado en un mueble antiguo repleto de apetitosas dulzuras.

Como me fui a una hora más o menos prudente ejejejeej (a las 03 am). Solo les puedo decir que me contaron que  la noche fue muyyy larga  y tremendamente divertida.

Compartir
Ceci Correnggia
Atesora más de 15 años de experiencia en la organización de eventos, especialmente en bodas y comuniones. Se define como weddingplanner.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here