Las mamás de la biblioteca del Tierno Galván se entregan en el escenario

Llega el final de curso y en el CEIP Tierno Galván no solo están nerviosos los alumnos y profes con la entrega de notas y las actuaciones de final de curso. Las mamás de la biblioteca también porque sobre el escenario demuestran, una vez más, todo lo que llevan trabajando desde principios de año. Escenografía, disfraces, guión adaptado, risas y ganas por hacer que sus hijos y compañeros de clase disfruten al verlas sobre el escenario.

Esta vez ha sido el turno para el cuento de La Bella y la Bestia. Pero años atrás ya vinieron Peter Pan, La vuelta al mundo en 80 días o Los piratas. Con ilusión y esfuerzo consiguen superarse en cada ocasión y ser parte activa de la comunidad educativa. Ensayan un par de veces en semana y sacan tiempo entre las tareas de casa y sus trabajos porque “creen en el proyecto” de animación a la lectura, que es de donde parte la idea.

Son casi una veintena, en su mayoría mujeres, y reconocen que “no tiene recompensa ver la cara de felicidad de los niños” y que por la calle las reconozcan por los personajes que han interpretado y les pregunten cuál será la próxima actuación.

Implicación

Siempre intentan ir a la par de la temática que trabaja el centro durante curso y por eso en esta ocasión tocaron las emociones. Desde la dirección del Tierno Galván como el profesor responsable de la Biblioteca, Juan Bravo, agradecen la implicación que tienen estas madres en todas las actividades que se llevan a cabo en el colegio porque suponen “un apoyo muy importante y el cumplir el objetivo de hacer partícipes a los padres y madres de la educación de sus hijos”.

Belen A., Tamara, Javier, Susana, Estefanía, Cristina, Belén Z., Sandra, Ana P., Inma, Pablo, Rita, Margarita, Erika, Gema, Mónica, Laura, Ana Mª, Yolanda, Arantxa, Bea y Carolina son madres y padres de familias normales que una vez sus hijos pasan al instituto se involucran con el grupo de teatro del IES Bezmiliana o continúan echando una mano en el cole porque “el grupo funciona por sí solo y a veces es casi una terapia que no puedes dejar”, reconcoe alguna.

Ya están pensando en ideas para el próximo curso, y al igual que las pasadas navidades llevaron el teatro de guiñol a otro colegio de Rincón, quizás para próximas ediciones se plateen hacer una representación benéfica fuera del Tierno o participar en concursos de teatro escolar, por ejemplo.

Ahora en vacaciones toca descansar para volver con las pilas cargadas en septiembre, pero a juzgar por el ambiente que se respira en el grupo, seguro que por sus cabezas ya rondan mil y una ideas.

Descubre la versión de las mamás de la biblioteca del Tierno Galván

Compartir
Victoria Contreras Blancas
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here