El idilio de amor entre Melania Trump y Dolce & Gabbana

La polémica siempre ha acompañado a Domenico Dolce y a Stefano Gabbana. Desde aquella impactante campaña publicitaria en la que una mujer era sujetada bruscamente por un hombre, no han faltado los titulares para el dúo italiano. Entre las numerosas riñas públicas destacan las más recientes: unas zapatillas en la que reza “soy delgado y magnífico”, y la colección dedicada a la mamma italiana o, lo que es lo mismo, su rechazo a que las parejas homosexuales puedan tener hijos. Algo curioso teniendo en cuenta la condición sexual del tándem siciliano-milanés.

Desde que Donald Trump saltara a los medios internacionales, muchos son los diseñadores, especialmente los estadounidenses, que se han negado a vestir a su señora esposa. Otros han optado por dejar plena libertad de compra a la primera dama, entendiendo que sus creaciones pueden ser adquiridas por todo aquel que se las pueda permitir. Entre tanto, Dolce & Gabbana se han mostrado ansiosos y orgullosos de que Melania Trump elija sus barrocas prendas. Lo cual no ha estado, una vez más, carente de controversia.

La eslovena, como esposa del presidente de los Estados Unidos, debería apostar por la moda de su actual país. Pero lo cierto es que no se lo han puesto fácil. No siendo los únicos que ocupan el armario de Melania, entre algún que otro Ralph Lauren y Carolina Herrera se ha colado más de una vez Gucci, Dior y otras firmas europeas. No obstante, su predilección por Domenico y Stefano es más que palpable. Algo que, como hemos comprobado, es mutuo. Una nueva musa para los italianos, que han llegado a comparar con su idolatrada Sophia Loren.

Este emergente amor se ha multiplicado en los últimos días con la visita de la esposa de Trump a Italia. En ella se han podido ver looks tan impactantes como el abrigo negro que lució ante el Papa, o la chaqueta floral en Sicilia. Esta última pieza ha sido de lo más comentada y, una vez más, criticada. El motivo ha sido el gasto desorbitado de la misma: 51.500 $. Reproche que resulta cuanto menos imprudente, teniendo en cuenta que Donald Trump ha rechazado su sueldo de presidente y que, por tanto, el abrigo de Melania, como el resto de prendas de lujo, ha sido comprado con el dinero familiar.

Entre tanto, Stefano Gabbana no para de compartir fotos en su Instagram adorando a la primera dama. Imágenes en las que la ex modelo lleva con extrema elegancia las creaciones del dúo italianos. Desde el vestido plateado y el largo floral, con los que sorprendió en Taormina, hasta el negro que se pudo ver en la ya viral imagen de las primeras damas de los países pertenecientes a la OTAN, junto al marido del primer ministro de Luxemburgo. A estos se han sumado muchos otros conjuntos, y parecen seguir sumándose en tierras estadounidenses, pues si algo ha quedado claro con la visita de los Trump a Europa es la distinción de Melania, y su amor recíproco por Dolce & Gabbana.

Compartir
Ismael Amaro Martos
Licenciado en Historia del Arte y Máster en Desarrollos Sociales de la Cultura Artística. Investiga sobre diseño de moda, historia del traje y tejidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here