Entre postureo y solidaridad

Es el estado el que tiene que garantizar los derechos a las ciudadanas y a los ciudadanos, derechos tan básicos como alimentación, ropa, vivienda, agua o luz. Pero podemos ver como muchos ciudadanos y ciudadanas son desahuciados, están en el paro, tienen sueldos bajos, y sufren cortes de luz y agua etc.

Este que os escribe defiende los derechos de la ciudadanía por encima de la beneficencia, pero cuando el estado falla en su cometido, la solidaridad entre los ciudadanos y las ciudadanas se hace necesaria. En el Rincón tenemos varios colectivos ciudadanos que se han puesto manos a la obra para asegurar que mayores, niñas y niños en situaciones complicadas de exclusión social, tengan parcialmente cubiertas sus necesidades. Este trabajo, ya sea para el colectivo como para los beneficiarios, debe estar lleno de dignidad.

Hoy, yo voy hablar someramente de un colectivo que trabaja en el Rincón, de manera que este artículo   pueda servirle como un pequeño homenaje, este colectivo es “Rincón Contigo”.

Hacen un trabajo solidario y digno, en un espacio poco adecuado para ello, en unas casetas de playa (antiguos servicios), en un llano con ninguna sombra, solo unos toldos colocados por ellos mismos. En estas condiciones resuelven día a día las urgencias de nuestra vecindad, de forma eficiente para los recursos que tienen, que principalmente provienen de la solidaridad de otros ciudadanos, que de esta forma también participan de este colectivo, y un gran trabajo de este grupo. Rincón Contigo agradece lo que tienen y no se suelen quejar, pero para algunos que vemos la situación desde fuera, nos llama la atención las cientos de fotos que se hacen los políticos de nuestro municipio con este colectivo, pero la poca capacidad de observación que tienen ya que solo tienes que ir a sus “instalaciones” un martes o jueves en el mes julio, para ver que la situación y las condiciones donde hacen este trabajo solidario es muy mejorable, y eso solo se puede hacer desde la administración local.

La reflexión se me hace necesaria. Pocos días después de elecciones municipales se anunció una actuación en los bajos del centro salud de la Cala, que ya alberga a la hermandad del Rosario y de la Virgen del Carmen, es la de la casa de la juventud. Estas tres utilizaciones del este espacio público son necesarias y reclamadas por los ciudadanos supongo, pero yo me pregunto, entre tanto postureo del anterior gobierno y el actual no podría caber un espacio para que además del contenido el continente de este trabajo solidario sea digno.

José Luis Gómez (Lele)

Compartir
Redacción La Voz de Hoy
El primer periódico digital de Rincón de la Victoria. Información cercana, plural y comprometida con todos los rinconeros y rinconeras. A vuestro servicio desde 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here