En busca del “lookazo” navideño masculino

Encuentra tu look navideño masculino | La Voz de Hoy | ModaCada vez con más frecuencia los hombres quieren arriesgar con sus looks en Navidad y, muy especialmente, en Nochevieja. Seguramente una de las noches más importantes del año, pues es una pequeña alfombra roja accesible al resto de los mortales, más allá del celuloide de las estrellas de Hollywood. Por una vez queremos ponernos lo que el resto del año sería impensable. Y eso, ineludiblemente, puede traer consecuencias.

Las mujeres siempre dicen eso de: “los hombres lo tenéis más fácil”. Si las féminas reducís vuestra elección al little black dress también lo tenéis fácil. El problema es que el hombre ya no se conforma con el sencillo conjunto de traje y corbata. Sobra decir que los cazadores de tendencias siempre intentan ir un paso por delante en esto de la moda. Pero además, desde hace unos años aquellos a los que les cuesta ser rompedores están dando un paso al frente con el uso de la pajarita. Otros van más allá y eligen las más extravagantes pero rara vez acertadas. Por eso es necesario tener en cuenta una serie de premisas antes de pensar el outfit festivo.

Las ansias por destacar no pueden llevar al disfraz. Es complicado, pero alguna vez hemos visto tal acumulación de brillos en trajes, camisas y pajaritas que parecían ser sacados del vestuario de un circo. Apuesta por la elegancia de los colores clásicos y haz de los pequeños detalles tu gran baza.

La elección de los tejidos puede ser una manera de apostar sin acabar destronado. Los estampados son complicados, así que lo más sensato es arriesgar con colores oscuros, tales como el negro, el azul marino, el verde botella, el gris y el burdeos, combinados con el incuestionable blanco. Si la gama se funde en interesantes detalles o accesorios en terciopelo, cuero, poliéster o neopreno, el aprobado está asegurado.

Las tipologías son muy variadas y puedes acertar con cualquiera de las siguientes decisiones, si el resto de los componentes son formales, arreglados y protocolarios. Para los más arriesgados una chaqueta o pantalón de chándal, o unas zapatillas de deporte, pueden “informalizar” el conjunto más divertido de la noche. El pantalón jogger o el indestructible pitillo siguen siendo interesantes. Las camisas blancas, negras o celestes con corbata, pajarita o pañuelo para los más clásicos; o solas si son estampadas para los más barrocos. Las bombers, parcas y chaquetas de cuero para los eternos adolescentes. Y los zapatos de suela ancha, siempre sofisticados, sólo para aquellos que sean capaces de defenderlos.

Compartir
Ismael Amaro Martos
Licenciado en Historia del Arte y Máster en Desarrollos Sociales de la Cultura Artística. Investiga sobre diseño de moda, historia del traje y tejidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here