Benagalbón celebra la XXIV edición del Tradicional Concurso de Verdiales el 16 de septiembre

El Tradicional Concurso de Verdiales de Benagalbón celebra este año su vigésimo cuarta edición siendo fiel a su objetivo de recuperar la fiesta y las costumbres de la zona.

El vicepresidente primero de la Diputación de Málaga y alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, presentaba el cartel de la fiesta de este año junto con el concejal de Cultura de la localidad, Antonio José Martín, en una rueda de prensa a la que también asistieron Javier Bustos, de la peña El Revezo, y Sebastián Navas, autor del cartel.

El pregón, tradicionalmente pronunciado por personalidades del mundo de la cultura, la política o literatura, correió a cargo en esta nueva edición, del periodista Teodoro León Gross, doctor en Periodismo, profesor de Comunicación en la Universidad de Málaga, secretario académico de la Cátedra Unesco, presidente de la Fundación Manuel Alcántara y colaborador habitual en diferentes medios de comunicación. El acto tuvo lugar el 7 de septiembre, a las 21:00 horas, en la Casa-Fuerte de Bezmiliana, un edificio del S.XVIII de origen militar en el Rincón de la Victoria.

Por otra parte, el autor del actual cartel es el pintor Sebastián Navas, vecino de la localidad. La obra está elaborada expresamente para la ocasión y representa una “panda” de verdiales en plena acción, centrando la mirada en uno de los instrumentos más típicos de la fiesta: el violín. Se ha realizado basándose en imágenes reales de los festejos de verdiales celebrados en años anteriores en el pueblo de Benagalbón. “El cartel muy importante para mí porque el elenco de artistas que ha pasado por aquí es uno de los más prestigiosos de Málaga y formar parte de este proyecto para mi es un honor y una gran alegría”, destacó Navas. Finalmente, la obra se destinará a engrosar la pinacoteca del futuro Museo de los Verdiales que se integrará en el Centro de Folclore de Benagalbón.

La idea de esta fiesta surgió por el interés de personas vinculadas a Benagalbón con el objetivo de establecer un evento en el que el verdialero fuera el protagonista, y así recuperar el espíritu de fiestas que habían caído en el olvido.

Choque de pandas

Una de las razones de ser de este concurso es la recuperación del ‘choque’ de pandas, una especie de combate entre dos pandas que, tocando al unísono, aceleran el ritmo hasta que una de ellas se equivoca o se queda por debajo de la ganadora. Se trata de una costumbre que desapareció y que en la actualidad sólo se sigue celebrando en Benagalbón. “Es un concurso que ha recuperado una cosa que estaba perdida, que es el choque de pandas”, resaltó Javier Bustos, de la peña El Revezo.

Además, se ha buscado reducir el número de componentes de las mismas hasta conformar un grupo que durante cientos de años había sido característico: alcalde, abanderado, violín, dos o tres guitarras, dos platilleros y pandero, a lo que se le añade el baile, evitándose los escenarios y megafonías para asegurar los ‘corros’ propios de la música tradicional e integrar al público.

Una fiesta de todos

La implicación de la ciudadanía es tal que las calles del pueblo se convierten en un gran escenario, y las bandas toman los bares, calles, y rincones del mismo. Se trata de una celebración en la que los vecinos de Benagalbón se vuelcan acondicionando sus calles los días antes para dotar de más belleza al acto.

De esta forma, rincones de la localidad se transforman en un vergel de hojas de palmeras, cañas, macetones de plantas y flores, y chozados improvisados dispuestos a la antigua usanza en los montes de Málaga con adelfas, cañizos y palmeras.

En el concurso, que comenzará el sábado 16 de septiembre a las 18.00 horas, participarán nueve pandas bajo la modalidad Montes de Málaga, aunque también habrá otras agrupaciones invitadas de Comares y Almogía. Asimismo, habrá una actuación especial del grupo Chacarrá de Tarifa.

El inicio lo marcará el sorteo de pandas que participarán en el ‘choque’, y a continuación tendrá lugar el concurso a la mejor fiesta. El jurado se desplazará hacia aquellos lugares donde cada panda esté situada, procediendo a puntuarla. En esta ocasión se disputarán tres premios. El primero y segundo, dotados de 100 euros y 50 euros respectivamente, irán para el mejor baile de bandera y al mejor baile en pareja hombre-mujer. La mejor fiesta contará con diez premios en metálico que oscilará entre los 1000 euros y los 900 euros.

Así, este año como novedad está la copla levantá, en la que el jurado propone una palabra, siendo esta el punto de partida para que el componente de la panda se invente una copla.
Además de disfrutar de la música, los cantes y los bailes tradicionales, durante esos días se pueden saborear los vinos y productos típicos de la zona.

Compartir
Redacción La Voz de Hoy
El primer periódico digital de Rincón de la Victoria. Información cercana, plural y comprometida con todos los rinconeros y rinconeras. A vuestro servicio desde 2012.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here