Alquiler turístico de viviendas

Andalucía, al igual que otras comunidades, ya tiene una regulación específica sobre el alquiler de viviendas para uso turístico. El Decreto que regula esta actividad se ha publicado este mes de febrero de 2016 y entrará en vigor en mayo.

Los propietarios de viviendas que tengan la intención de alquilarlas por periodos de menos de dos meses deberán inscribirlas en el Registro de Turismo de Andalucía y asegurarse de cumplir unos requisitos mínimos de equipamiento de uso y de formalidades administrativas. De lo contrario se expondrán a posibles sanciones por incumplimiento de la normativa del sector turístico.

Es posible ceder la explotación del alquiler a una empresa especializada, que deberá estar acreditada para esta actividad y que se podrá ocupar tanto de la comercialización como del cumplimiento de las formalidades requeridas. La responsabilidad frente a la administración y frente a los usuarios recaerá sobre quien quede registrada oficialmente, según el contenido de la declaración responsable que debe presentarse ante la Consejería correspondiente y que servirá para la inscripción en el Registro.

Dicha declaración responsable, en la que se incluyen los datos de identificación de la vivienda, del propietario y, en su caso, de la empresa explotadora, servirá para manifestar que se cumplen con los requisitos que exige la normativa.

Entre dichos requisitos podemos destacar la licencia de ocupación, las condiciones mínimas para el uso inmediato de la vivienda, muebles y utensilios, sistemas de ventilación, refrigeración y calefacción, botiquín, así como información a disposición de los usuarios en relación a los servicios turísticos de la zona, disponibilidad de hojas de reclamaciones, número de teléfono para incidencias e instrucciones de funcionamiento de los dispositivos disponibles.

Respecto a la forma de publicitar la vivienda y contratar el servicio con los usuarios, también se establecen unas reglas obligatorias, como la necesidad de hacer constar el código de inscripción en el Registro de Turismo, la entrega de un documento a modo de contrato, la realización de partes de entrada de viajeros y la fijación de precios por noche con los suministros de agua, electricidad, menaje y limpieza incluidos. Se fijan también reglas para el caso de que no se pacten expresamente otras circunstancias como las condiciones de reserva, anticipos o cancelación.

En definitiva, estamos ante una regulación específica que entendemos facilitará el desarrollo del sector, al aportar transparencia ante la administración y garantías para los usuarios.

 

Jesús Javier Quero Jiménez, abogado, asesor en planificación financiera con certificación EFPA, Máster en Marketing Bancario, Derecho Europeo y Regulación Territorial.

Compartir
Aelax Abogados
Grupo de abogados en la Axarquía con dilatada experiencia que nace a raíz de la Oficina de Intermediación Hipotecaria. Nuestro teléfono: 951 247 301

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here