4 Fantásticos

Cuatro Fantásticos

Desde niño, Reed Richards ha mostrado su pasión por los inventos, de ahí que se convierta en uno de los descubridores del salto interdimensional, un proyecto inacabado que comenzó Victor Von Doom y que ahora se hace real. Reed, su amigo Ben, Sue Storm y su hermano Johnny, junto a Victor, prueban antes que nadie el experimento con severas consecuencias.

Reparto

Miles Teller es Reed Richards

Jamie Bell es Ben Grimm

Kate Mara es Sue Storm

Michael B. Jordan es Johnny Storm

Toby Kebbell es Victor Von Doom

Tim Blake Nelson es Allen

Dirección

Josh Trank (Chronicle)

Impresiones

Una de las cintas más controvertidas de los últimos años y no por ser provocadora precisamente. Estamos ante un nuevo reinicio de Los cuatro Fantásticos por parte de Fox, quien se ha visto forzada a hacer una nueva película para no perder sus derechos. Aprovechando el salto al universo Ultimate por parte de Marvel, este nuevo reinicio trata de poner orden al pastiche de cintas realizadas anteriormente, ninguna con acierto, todo hay que decirlo.

Ya se ha dicho mucho sobre la accidentada realización, los cambios de última hora, la elección de actores, las exigencias de la productora y la campaña en contra del propio director, Josh Trank. Pero sí queréis más detalles sobre esta cruzada, podéis hacerlo en éste enlace de la página de nuestro compañero Gerardo Medina, Cinéfagos Anónimos, para tener más detalles sobre lo que se ha ido cociendo a lo largo de ésta producción. Tras esto, queda nuestra opinión personal, porque es lógico que cuando una película es tan criticada negativamente como para tirar por tierra su propio estreno, como mínimo será para que nos llame la atención. Así que una vez vista, puedo dar mi veredicto personal, que por supuesto no es más que una opinión.

Cuatro Fantásticos comienza narrando la niñez de Reed Richards, como aficionado a la física y teniendo una mente privilegiada, logrando con ello resolver algo que ni las mayores cabezas pensantes han logrado, el misterio del salto interdimensional. Curiosamente, ese proyecto comienza en manos de Victor Von Doom, quien muchos ya saben que se convertirá en el villano de la función. Y aquí comienza el primer problema, no existe la sorpresa, sabemos de antemano en qué va a desembocar todo. Aun así, queda averiguar si su realización es por lo menos interesante, pero sobre eso puedo adelantar que no, su fracaso radica mayormente en ésto.

No me parece del todo desacertada su elección de actores, incluso la de Michael B. Jordan como antorcha humana, la primera polémica del rodaje por ser un actor negro y donde nos sorprendemos al averiguar que la adoptada de la familia es precisamente Sue Storm (Kate Mara). Estos son detalles secundarios comparado con lo que ofrece la cinta. ¿Y qué ofrece? Simplemente un prólogo de hora y media donde no pasa absolutamente nada. Dedican una hora a presentarnos a los personajes, el experimento y su viaje. Los veinte o quince minutos finales son para la acción, para ver a sus protagonistas hacer uso de sus superpoderes, algunos de los cuales desconocíamos, como el caso de Reed Richards, que no solo se estira a su antojo sino que es capaz de cambiar su rostro con facilidad…

A mi modo de ver, algunos de los efectos especiales dejan mucho que desear. Desde el mono usado para el primer viaje, hasta ciertos alargamientos de miembros. Está plagada de fallos de racord. Ese pelo de Kate Mara que cambia de rubio oscuro a rubio platino en cierta escena es realmente exagerado. Y ni qué decir del diseño del Dr. Doom, tan pobre como ridículo. Pero más vergonzoso es ver a sus protagonistas, en pleno edificio Baxter, rodeados de ingenieros y ver a ellos mismos a pulso construir su experimento a gran escala como si del Equipo A se tratase, viendo incluso a Johnny Storm, trabajar ahí por ser “buen soldador”, pero sin ser técnico, ni científico ni nada por el estilo… lo dicho, estos ingredientes son los que hunden por completo la historia.

Todo está “pensado” para una secuela, que seguramente no verá la luz ante tal desastrosa anti-campaña interna. Puede que algún amante profundo del cómic de Stan Lee y Jack Kirby encuentre en ella algo interesante, pero como adaptación es soberanamente aburrida y tediosa. ¿Donde quedó el Ben Grimm piloto y deportista? Aquí es tan solo un colega de colegio que parece que no tiene amigos y que está gafado de por vida. Al menos tenemos la música que supone una pieza de coleccionista ya que Marco Beltrami trabaja en ésta ocasión con el gran Philip Glass que inunda con su estilo el score. No es una partitura que pasará a la historia pero es una curiosidad que no desentona y que no necesita de ningún tema principal o leitmotiv para destacar. En resumidas, es todo tan lamentable en éste producto que lo mejor que hacemos es evitarlo ya que todo quedará finalmente como anécdota y dentro de unos años diremos: “¿Os acordáis de aquel intento por reiniciar los cuatro fantásticos?” Y entonces, nos reiremos.

Compartir
Dante Martín
Apasionado de la música y el cine desde su niñez. Director-Redactor de la web de cine www.cinebso.net. Tiene su propia banda de música con la que sigue en activo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here